• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Las tareas pendientes de nuestro beisbol

Estadios con tribunas llenas, novatos protagonistas, estadios llenos, una afición creciente en Anzoátegui y un campeón que jugó buen beisbol de octubre a enero. Sobran cosas que resaltar en la recién finalizada temporada 2014-2015 de la LVBP. Pero también quedan materias pendientes que atender, con mucha urgencia.

El calendario. Es clamor de todos los años. El cronograma de competencia no se compadece con el nivel organizativo de la liga ni con las mejoras que siguen haciéndose a nuestros vetustos parques.

Este circuito le ha marcado el paso a la Confederación del Caribe en los últimos lustros. No es perfecto y hay mucho por mejorar, pero los ocho equipos y la directiva liguera se jactan de ser parte del torneo mejor organizado de la región, con buenas razones.

¿Qué habría pasado si la final llega a siete juegos? ¿Quiénes se habrían presentado ayer a la embajada de Estados Unidos, buscando las visas para Puerto Rico? ¿Cuán agotador para los peloteros habría sido disputar el sexto y séptimo choques sin descanso, yendo de Valencia a Puerto La Cruz de un día para otro, como se hizo después del segundo choque en ruta contraria?

No está bien que una final se juegue si fechas libres. Ni siquiera está bien que la pausa sea de un día. Hay que rescatar el formato original (e ideal) de parar las acciones por 48 horas al cambiar de sede. Lo pide el espectáculo y lo exigen los protagonistas, que no son robots ni gladiadores.

Este año se hizo un calendario de ronda eliminatoria con muchas pausas a finales de diciembre. Pues bien, que sean menos las pausas y termine la eliminatoria el 27 o el 28, dejando el espacio necesario para desempates.

Si no se cambia el formato de la semifinal y se mantiene la negativa a empezarla el 29 o 30 de diciembre, urge que se barajen alternativas para que la final no termine más allá del 29 de enero y tenga los días libres de rigor.

La televisión. Nunca antes se trasmitieron tantos encuentros. Nunca hubo tantas televisoras. Se prometió más de lo que se cumplió, pues faltaron cámaras para grabar ciertos momentos históricos de la justa, pero el nuevo esquema fue un avance y una fiesta. Puede ampliarse la cobertura y al parecer así será. Muy bien.

Queda pendiente recuperar para la afición la posibilidad de ver los juegos a través de la página web de la liga, una incipiente y estupenda iniciativa del pasado reciente, que esta vez faltó.

Cada vez hay más venezolanos en el exterior y, salvo por excepciones honrosas como TeleAragua.com, no hubo modo de que cada quien pudiera ver los encuentros en su casa de Houston, Toronto o Panamá.

Una suerte de LVBP TV, aprovechando la posibilidad de tener cámaras en todos los estadios, será una vía de ingresos en divisas para la liga y un poderoso vehículo de promoción del circuito, amén de un servicio que mucho requieren aquellos aficionados que sufren y gozan a sus equipos allende las fronteras.

Valores. Es otra asignatura que espera desde hace años. No abundaremos, porque acabamos de dedicarle una columna completa. Pero equipos y directivos están obligados a dejar de ser testigos y comenzar a ser protagonistas activos en la lucha contra todo tipo violencia, dentro y fuera del diamante. Llegó la hora de sembrar valores y cuidar nuestro beisbol.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico