• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

La suerte de Miguel Sulbarán y Gorkys Hernández

Dos venezolanos cambiaron de organización en el norte en menos de una semana. Uno, conocido ya por la afición, grandeliga y campeón bate en nuestra pelota.. El otro, futuro bigleaguer, según lo que dicen todas las pistas.

 

¿Qué impacto puede tener esta mudanza en las carreras de Gorkys Hernández y Miguel Sulbarán?

 

Ambos se reportaron a las sucursales de sus nuevas organizaciones, Medias Blancas y Yanquis. ¿Será posible un llamado a las mayores, en el futuro?

 

Sulbarán es el más joven y el que necesita más tiempo de maceración. El 19 de marzo cumplió 20 años de edad y su experiencia se limita a clase A media. En teoría, y si su ascenso no se detiene, debería tocar las puertas de la gran carpa en 2016 o quizás a finales de 2015, en caso de pisar el acelerador.

 

Este nativo de Ciudad Ojeda es zurdo, lo que ya es un valor inapreciable en el beisbol.

 

Valga esta anécdota: un scout dijo un día al periodista Alexander Mendoza, en referencia a su búsqueda de prospectos, que “si un pitcher es zurdo y respira, hay que firmarlo”.

 

Pero Sulbarán no sólo respira. Ha sido abridor en las menores, hasta ahora. Eso le concede otro valor agregado. Pero además, tiene la herramienta del ponche entre sus condiciones.

 

El zuliano guillotinó a 223 hombres en sus primeros 239.2 innings en las menores con los Dodgers y los Mellizos. Pero hay dos características adicionales que hacen de él un tirador especialmente interesante.

 

Lo primero es su control. Un serpentinero que entrega 2,4 bases por bolas por cada nueve innings es bueno. Pero si además es zurdo, resulta mucho mejor.

 

El paquete completo es interesante. Sulbarán poncha a 3,5 bateadores por cada transferencia que entrega. Para ponerlo en contexto, esa ha sido la media de Johan Santana en las grandes ligas. Otro zurdo criollo de lustrosa carrera, Wilson Álvarez, tuvo una rata de apenas 1,7.

 

Todo esto convierte al veinteañero en un legítimo prospecto. Si mantiene esas tendencias y logra inducir suficientes batazos por el suelo, va a tener una carrera exitosa.

 

Ya lo mostró con las Águilas, en la temporada 2013-2014: en 11 relevos que hizo, le conectaron apenas tres hits, se le embasaron únicamente seis hombres y dejó 0.00 de efectividad.

 

Es todo un símbolo que un recluta sea cambiado por un grandeliga, y al occidental le ha pasado dos veces. Los Dodgers lo entregaron a los Mellizos el año pasado, para hacerse del receptor Drew Butera, y Minnesota lo envió esta semana a Nueva York, para obtener al infielder Eduardo Núñez.

 

Hernández, a diferencia de Sulbarán, es un pelotero casi completamente hecho.

 

Ya no es la promesa seleccionada tres veces al Juego de Estrellas del Futuro, un récord de participación que comparte con poquísimos hombres. Es figura en la LVBP con los Caribes, uno de los mejores jardineros centrales del circuito en los últimos campeonatos y líder bate en la 2012-2013, en la que dejó una línea de .372/.440/.478.

 

El sucrense es rápido. En clase A, una vez, robó 54 almohadillas. Sabe leer los elevados. Le llega rápidamente a los batazos.

 

A pesar de esas virtudes y de haber llegado a las mayores, finalmente, en 2012, Hernández no ha podido quedarse arriba, ni siquiera como cuarto o quinto outfielder.

 

Aquello posiblemente se deba a la combinación de dos características de este toletero derecho: es un bateador de contacto, no de poder, como lo prueba su slugging de ..375 de por vida en las menores (y .376 en Venezuela, a pesar de su alto promedio en la 2012-2013), y su promedio de embasado también ha sido discreto, con .339 en las granjas, es decir, rondando el promedio de sus ligas.

 

Si Hernández tomara más boletos, estaría más veces en circulación y se convertiría en un peligro ofensivo, gracias a su velocidad. Así compensaría la falta de extrabases, convirtiéndose en un buen candidato para abrir alineaciones, aunado ello a su proverbial defensiva.

 

Todavía está a tiempo. El nativo de Güiria aún es joven, tiene 26 años de edad, y los Medias Blancas le dieron el puesto que tenía Jordan Danks en triple A.

 

Danks es otro ex prospecto que no se ha desarrollado al nivel de las expectativas originales. Fue subido para cubrir la falta del lesionado Avisail García, cuya ausencia será aprovechada, mayormente, por Dayán Viciedo, que había perdido tiempo de juego en Chicago.

 

Hernández puede sacar provecho de esta reacción en cadena. Su nueva escuadra compró su contrato a los Reales para repoblar los jardines de su principal filial y contar con un guardabosque adicional, en caso de otra emergencia.

 

Si consigue el modo de embasarse con frecuencia, se ganará un chance en la Ciudad de los Vientos. A veces no hay nada mejor para un pelotero que cambiar de organización.

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico