• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El precio justo de Asdrúbal Cabrera

¿Cuál es el precio justo de Asdrúbal Cabrera? ¿Conseguirá, por fin, ese contrato multianual que no logró la temporada pasada?

El caso del campocorto venezolano es complejo y de impredecible desenlace.

Ya no es visto como un torpedero de élite, en cuanto al alcance y las jugadas que completa en su posición, pero tuvo un torneo 2015 dentro del promedio de los shortstops de la Liga Americana.

Su primera mitad de temporada fue francamente discreta, pero en la segunda machacó el pitcheo contrario.

Quiere seguir en Tampa Bay y los Rays no parecen tener un sucesor definitivo para el cargo, lo cual debería serle de ayuda, pero la prensa de la bahía ya ha adelantado que la gerencia no planea hacer una puja por él, quizás pensando en las aspiraciones del anzoatiguense.

Cabrera es un agente libre de esos que caminan en la frontera; podría conseguir ese contrato que anhela, podría verse obligado a aceptar menos. Ya le ocurrió hace 12 meses, cuando incluso se habló de la posibilidad de convertirle en camarero a tiempo completo, como alternativa para seguir en los primeros planos.

¿Cuánto ha cambiado el panorama para el paracorto, respecto al mercado del año pasado?

Llega con una mejor tarjeta de presentación, eso es cierto.

En el beisbol, esa tarjeta está llena de números, básicamente, y los números de 2015 son mejores que los de 2014, gracias al acelerón que imprimió el nativo de Puerto La Cruz en la segunda mitad.

Su línea el año pasado fue apenas .241/.307/.387, con 31 tubeyes y 14 jonrones en 616 apariciones legales. Esta vez puso una de .265/.315/.430, con 28 dobles y 15 cuadrangulares en menos apariciones, 551. Por eso, su OPS ajustado pasó de ser 7 por ciento inferior a la media de la liga a ser 5 por ciento mejor que la media en esta oportunidad.

Esos registros incluyeron una segunda mitad de ensueño, con una línea de ..328/.372/.544, promedios que, de haberse mantenido a todo lo largo del campeonato, le habrían dado pingües ganancias.

Claro que la consistencia es la base de todo en el beisbol. Por eso se pueden hacer predicciones a largo plazo y por eso se ofrecen los grandes contratos. Cabrera no la ha tenido últimamente, pero está a punto de cumplir 30 años de edad y parece haber reencontrado el modo de regresar al estatus que alguna vez tuvo con los Indios.

Conseguir ese pacto multianual dependerá en buena medida de la oferta y la demanda. Y la oferta no es tan nutrida esta vez.

Alexei Ramírez es el número uno del grupo. Ofrece un paquete de aceptable defensa, aceptable bateo y durabilidad. Luego podría estar Jimmy Rollins, aunque a sus 37 años de edad no es una opción de largo plazo y viene mermando en su aporte.

Las otras alternativas son peloteros de un perfil más discreto: Mike Avilés, Clint Barmes, Willie Bloomquist, Joaquín Arias, Stephen Drew, Cliff Pennington y un Ian Desmond que prometía mucho y todavía no cumple.

Es un buen panorama para aspirar a algo bueno. Parece claro que el criollo es al menos el segundo mejor de la lista y viene de una cosecha interesante, con remate brillante.

¿Servirá eso para firmar por varios años? No es seguro. Pero algo sí parece claro: Cabrera ha recuperado su carrera como shortstop y llega en mejor posición para discutir contrato este año. Y eso ya es bastante.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico