• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Por qué perdió Félix Hernández?

Félix Hernández está convencido de que más merecía ganar el premio Cy Young en 2009 que en 2010. Lo ha dicho. Y puede que en su fuero interno crea que debía ser el ganador del trofeo en esta oportunidad.

En ninguna de las tres veces ha ocurrido una injusticia. Zack Greinke fue un justo ganador en 2009, como lo fue el carabobeño en 2010 y como lo habría sido cualquiera de los dos, Corey Kluber o el Rey Félix, en esta oportunidad.

Las tres elecciones sirven para mostrar la tendencia actual de los electores. Las nuevas generaciones de periodistas ven los desempeños individuales desde otra óptica. No se trata de alguna absurda guerra entre tradicionalistas y sabermétricos. Es, simplemente, la lógica evolución en el análisis.

Hoy hay más información disponible. En consecuencia, reporteros y columnistas estudian otras áreas del pitcheo.

Lástima que el cambio de página no haya pasado 10 años antes, pues Johan Santana habría conquistado tres galardones en fila, incluyendo la zafra de 2005, en la que injustamente fue premiado Bartolo Colón.

Hernández se impuso en 2010, pese a su marca de 13-12, porque el resto de sus numeritos fue sobresaliente. En 2014, paradójicamente, tuvo mejor cosecha, pero muchos de esos votantes con nuevo ojo apoyaron a Kluber.

No hubo esta vez, sin embargo, una confrontación en blanco y negro, como aquella con CC Sabathia, hace cuatro años. Analistas tan influyentes como Jayson Stark y Rob Neyer declararon su apoyo al as de los Indios. Pero el debate, que aún prosigue, es entretenido y enriquecedor.

Jeff Sullivan y Tony Blengino alzaron banderas a favor del Rey Félix en el muy sabermétrico portal Fangraphs. Pero, como expresó Geoff Baker, cultor del nuevo análisis en el Seattle Times, cualquiera de los dos era un justo ganador.

Sullivan apoyó esa tesis con frase lapidaria: ambos eran una buena escogencia, por lo que necesariamente habría una mala escogencia; quien resultara perdedor.

David Schoenfield lo planteó de manera más sencilla en ESPN.com: “Los aficionados en Seattle y Cleveland (y añadamos Venezuela) podrán tener su propia opinión. Pero para los periodistas, era cuestión de lanzar una moneda”.

Entonces, ¿por qué ganó Kluber y no Hernández? Sin duda que por su mayor cantidad de ponches y mejor relación de abanicados cada nueve innings. Probablemente porque su FIP, un promedio cada vez más usado para evaluar lanzadores, fue tan superior como superior fue la efectividad del criollo. Y posiblemente porque el WAR, tanto de Baseball Reference como de Fangraphs, favoreció cómodamente al estadounidense.

Sí, Félix tuvo mejor efectividad, mejor WHIP, mejor average en contra, menos pasaportes y mejor relación de boletos cada nueve innings. Pero es que por eso, precisamente, la votación fue tan, tan cerrada.

Al final, privó la última impresión de cada votante. Kluber tuvo 5-0, con 1.12 de efectividad y 54 ponches en sus últimas cinco aperturas, mientras que Hernández sufrió un resbalón en su penúltima, con 8 carreras contra los Azulejos en 4.2 entradas, un patinazo que resultó histórico, por decisivo.

Ken Rosenthal, Stark y Neyer confesaron que cambiaron de preferencia después de esa salida. ¿Cuántos más lo hicieron?

No importa. Con un resultado tan estrecho, bastaba con eso para que perdiera el Rey.

iserrano@el-nacional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico