• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Los nuevos cañones de la isla

Evaluando el cambio entre Magallanes y Margarita (y II)
 
Ya es posible hacer un nuevo lineup de los Bravos para la temporada 2014-2015. Y es uno bueno.
 
¿Qué tal este? Breyvic Valera, Wilmer Flores y David Peralta en los primeros tres turnos. Luis Jiménez, Eliézer Alfonzo y Maxi Ramírez en el medio del orden, suponiendo que Alfonzo o Ramírez podrían actuar en la receptoría. Edgar Durán, Alberto González y Wilfredo Tovar en la parte baja.
 
No estamos contando los posibles importados y la alineación ya luce bien.
 
Claro que hay condicionantes. Alinearlos así es, en parte, una manifestación de voluntad, más que un hecho ciento por ciento posible. Requiere poner en el outfield a algunos jugadores del cuadro, como ya pasó en la 2013-2014 con Valera, o asumir que Alfonzo o Ramírez todavía son una opción detrás del plato.
 
La primera conclusión, sin embargo, es auspiciosa: si el alto mando de Margarita quería cambiar la cara de la divisa, el cambio es un hecho en el papel.
 
¿Valió la pena entregar a los grandeligas Yusmeiro Petit y Jonathan Herrera, para adquirir a Alfonzo y dos prospectos?
 
¿Valió la pena ceder a Carlos Rivero y el bigleaguer César Hernández, a fin de hacerse de Jiménez y otro prospecto más?
 
La apuesta de los insulares es a corto plazo. Quieren, necesitan ganar ya. Y en ese sentido, el análisis de este último pacto con Magallanes tiene dos lecturas totalmente diferentes.
 
Un análisis tradicional puede tener duro balance para los neoespartanos.
 
En términos absolutamente teóricos, claro está, embarcaron rumbo a Valencia al mejor abridor criollo de las últimas temporadas, un controlado comedor de innings, junto con un habilidoso defensor, capaz de cubrir varias posiciones con soltura.
 
Un paquete así, siempre en términos teóricos, no vale esos últimos jonrones que le quedan al veterano Alfonzo, que además quería dejar la nave. Y la espera por José Osuna y Yorman Rodríguez puede ser larga y frustrante, dado lo que hasta ahora han hecho en las menores.
 
Por supuesto que esta primera evaluación requiere también ver matices..
 
Salen de Petit y Herrera porque tienen la certidumbre de que no van a jugar en la 2014-2015. No lo hicieron en el torneo pasado y ahora hay más motivos para creer que el pitcher seguirá ausente, pues es candidato a recibir un aumento a su ya jugoso salario de 845.000 dólares anuales.
 
Para que los Navegantes sientan haber ganado en el cambio, necesitan que el serpentinero zuliano se incorpore. Es la pieza central de esta transacción. Pero no es difícil coincidir con la gerencia margariteña: ante la posibilidad de no recibir nada de esos dos peloteros, mejor era enviarlos a otro sitio y conseguir a quienes sí puedan ayudar.
 
En los próximos meses sabremos quién juega y quién no. En los años por venir sabremos quién aprovechó más el cambalache. Porque si bien es cierto que Alfonzo está en la última mitad de su carrera, es posible que Osuna o Rodríguez, incluso ambos, florezcan a la altura de las expectativas que ha habido con ellos.
 
El primero, dicen los scouts, es un potencial designado y primera base, con cierta capacidad para jugar en el outfield y una veta de poder que aún no despierta.
 
El segundo, un jardinero, fue una celebridad de julio 2 cuando firmó, hace un lustro, y los Rojos consideraron subirlo esta temporada, aunque todavía no despliega una ofensiva convincente en doble A.
 
Quizás entre Osuna, Rodríguez y Mario Martínez, llegado de Barquisimeto en el cambio por Jiménez, Margarita consiga un Andrés Galarraga o un Martín Prado. No todas las estrellas de nuestra pelota se han forjado en sus años más mozos.
 
En la isla cruzan los dedos para que así sea. Sería un triunfo postrero.
 
Claro, también está el otro análisis, el inmediatista, el que más urge a los Bravos.
 
Si Alfonzo y Jiménez se combinan para sonar 20 o más cuadrangulares y los orientales se meten en los playoffs, todo habrá valido la pena. Y si esos bates siguen siendo productivos en este y dos eneros más, será una fiesta.
 
El ejercicio con que comenzamos la columna es casi imposible. Ramírez sólo tendrá espacio para jugar mientras no se reporte Jiménez, ya que el manager Henry Blanco probablemente querrá dar prioridad a la defensiva detrás del plato.
 
Pero el cambio de los neoespartanos ya comenzó. Al menos ese objetivo ya está logrado.
 
Twitter: @IgnacioSerrano
www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico