• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Los “nuevos” Tigres de Aragua

Costó, pero ya están aquí. Los Tigres quedaron fuera de los playoffs por dos temporadas seguidas, poniendo fin a una dinastía que se alargó hasta lo impensable. Aquello no estaba en los planes, obvio. Nadie dirige para perder. Pero la buena primera mitad de esta edición de los felinos demuestra que el camino era el correcto.

 

Ha habido continuidad. La nueva presidencia, a cargo de Carlos Guillén, supo apostar por el talento joven que había firmado y formado su antecesor, Rafael Rodríguez Rendón. Allí ha estado el éxito.

 

Por supuesto que Guillén y su mano diestra, el gerente deportivo Illitch Salazar, han puesto su toque. Pocos equipos resultaron más activos en el mercado de cambios durante el receso entre temporadas, y la importación, en especial los abridores, ha estado entre lo mejor de la campaña.

 

La contratación de Luis Sojo como manager ha probado ser un acierto. El ya veterano estratega ha sabido insertar el talento emergente en el lineup diario, sacando provecho del enorme potencial que tiene.

 

Aragua es un elenco entretenido a la vista. Tiene una sólida defensa. Únicamente Zulia permitió menos carreras sucias que los bengalíes en la primera mitad. Su pitcheo es solvente, con una rotación estable y un cuerpo de relevistas con capacidad para mantener la ventaja del sexto en adelante. Y su bateo, eficaz.

 

Las caras representativas de esa ofensiva son apenas muchachos. Por Ramón Flores y Teodoro Martínez esperaban desde hacía algún tiempo y han demostrado que llegó su hora, mientras disputan el liderato de bateo. Renato Núñez se ha adelantado a su momento, viene de clase A, y ha estado metido entre los principales empujadores del torneo.

 

Que maderos como los de Héctor Giménez o Alex Romero, sobrevivientes de la dinastía, no hayan tenido que cargar con el equipo, es una de las mejores noticias que ha podido recibir Guillén.

 

La llegada de Eduardo Escobar y Avisail García, el aporte de Ronald Belisario en el octavo tramo, la contratación del experimentado Jon Hunton para los cierres, la recuperación de Eduardo Sánchez, el paso al frente que ha dado el grandeliga Jorge Rondón; todo les ha salido bien, hasta ahora.

 

La segunda mitad es un reto. Los rivales están sumando figuras y no es bueno depender de cinco abridores extranjeros, en una época en la que los importados reciben llamadas del norte y prefieren pasar las fechas importantes de fin de año con sus familias, en lugar de ganarse un dinero extra en el Caribe.

 

El panorama, sin embargo, también es auspicioso para los Tigres. Más allá de que jueguen o no Wilson Ramos, Freddy García o Martín Prado, a quienes espera la gerencia, está la inminente incorporación de Yangervis Solarte y el reciente estreno de Josmil Pinto.

 

Ahora abundan los candidatos a cubrir las nueve posiciones y el bullpen está suficientemente dotado. Si la rotación se mantiene compacta y los que están llegando como abridores sustitutos emparejan su rendimiento con quienes se irán; si el único toletero con fecha de vencimiento es Avisail, como hasta ahora se dice, será difícil batir a los felinos en la recta final.

 

Que descuelguen todos los teléfonos en Maracay, para no recibir llamadas inoportunas del beisbol organizado.

 

Y para que la afición continúe soñando.

 

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico