• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El nuevo desafío de Ender Inciarte

Ender Inciarte estaba cómodo en Arizona. Atrás había quedado el tiempo en que no fue protegido en el roster de 40 y pasó a los Filis en el draft de la regla 5. Atrás estaba el reto de regresar a los D’backs y escalar nuevamente a las mayores, después de pasar sólo un día en las Grandes Ligas con Filadelfia.

El zuliano regresó al desierto y se abrió paso. Primero se hizo jugador a medio tiempo, aprovechando su bate zurdo, y finalmente se consolidó como pelotero de todos los días en 2015, cuando las lesiones, las faltas de otros peloteros y el cambio de Gerardo Parra a los Cerveceros, a mediados de 2014, se confabularon para ir abriéndole la rendija por donde se coló a fuerza de batazos.

Le toca ahora volver a empezar en Atlanta, convertido en la pieza más importante en el cambio por el as Shelby Miller, al menos en lo que respecta al corto plazo. Y volver a empezar es un modo muy representativo de decirlo.

Los Bravos están en reconstrucción, sí. Llama la atención el drástico proceso que iniciaron hace 12 meses, tratándose de un equipo que hasta hace no mucho fue competidor.

Llegar a una divisa en plena remodelación es un envite, una señal positiva para cualquier pelotero, que puede usar sus habilidades para hallar un lugar importante en esa reestructuración. Eso tiene doble sentido cuando se es una pieza por la que se entregó talento importante, sin olvidar que fueron cinco los jugadores involucrados en la transacción.

¿Qué encuentra Inciarte en la divisa donde su ex manager Eduardo Pérez es uno de los coaches?

Competencia. Eso es lo primero y más evidente. Atlanta ha salido de outfielders importantes en los últimos años, como Jayson Heyward, los Upton y Jordan Schafer, pero cuenta con posibles titulares para cada posición.

El venezolano tiene una ventaja: puede defender cualquiera de los tres jardines, y con calidad de Guante de Oro. Forma parte de esa brillante escuela zuliana que incluye a Carlos González y Parra.

El veloz Michael Bourn es el center. Rápido, aunque con problemas para ponerse en circulación cuando no consigue hits.

El experimentado Nick Markakis es el right. Firmó un contrato multianual en el pasado receso entre temporadas, por lo que no debería tener discusión su titularidad, por los momentos.

Está el más veterano Nick Swisher para el left. Pero si le queda poca gasolina en el tanque, como parece, allí está el cubano Héctor Olivera, un infielder llegado hace meses en otro convenio con los Dodgers, a quien la gerencia busca lugar después de ver a Adonis García convertirse en el primer candidato a ocupar la tercera base, la posición original de su compatriota.

Matt Tuiasosopo, Mallex Smith y Dian Toscano completan la baraja de posibles patrulleros. Es una mezcla de peloteros curtidos y prospectos en ascenso.

¿Dónde calza Inciarte? En principio, como cuarto patrullero. Su versatilidad y extraordinaria defensa debería garantizarle tiempo igualitario en los tres jardines, y entre 350 y 400 apariciones.

El futuro, ahora mismo, tiene cierto grado de incertidumbre para el toletero zurdo. Es lógico.

Aunque en el panorama actual de Atlanta, no hay que descartar otro cambio que involucre a Markakis o Bourn. Además, ya Inciarte demostró que se puede abrir paso en medio de gran competencia. Veremos.

 

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico