• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

No es la mejor temporada del Kid. ¿O sí?

¿Es esta la mejor temporada de Francisco Rodríguez? No necesariamente.

 

El inicio del caraqueño ha sido avasallador. Ha lanzado 17 innings en blanco, lidera ambas ligas con 14 rescates y tiene, contando desde el año pasado, 25 salvamentos de manera consecutiva, una cifra muy cercana al récord para venezolanos, impuesto, naturalmente, por él.

 

El Kid acompaña esas estadísticas con otras cifras brillantes. Ha propinado 24 ponches, a un promedio de 12,7 por cada nueve entradas. Apenas ha entregado seis boletos, lo que le da una relación de seis guillotinados por cada transferencia.

 

Tiene un WHIP de 0.65, lo que significa que ha embasado más o menos a medio bateador por cada acto. Notable.

 

Le han dado sólo 7 hits, a una media de 3,7 por cada nueve tramos. Su efectividad, ya se sabe, era 0.00 al comenzar esta semana.

 

El breve lapso puede ser engañoso. Es obvio que al cerrador de los Cerveceros van a anotarle unas cuantas carreras, por lo que su efectividad no será perfecta al finalizar la campaña (caramba, lo lógico es que no lo sea al finalizar este mes).

 

En alguna oportunidad desperdiciará un salvado, aunque ya Eric Gagné demostró que es posible preservar 40 o 50 victorias en la gran carpa sin fallar en una ocasión..

 

Un par de semanas malas podrían incluso devolverle el puesto a Jim Henderson, si éste sana y está efectivo; así de azarosa es la vida de un apagafuegos..

 

Con todo y su buen inicio en 2014, este no es necesariamente su mejor campeonato, por más que apenas haya transcurrido una quinta parte de la justa y eso le dé ventaja. El tiempo dirá.

 

Todavía no sabemos cómo se compara el Kid con el resto de la liga. Por la pequeña cantidad de episodios que ha recorrido, Baseball Reference no ha publicado su efectividad ajustada (ERA+).

 

Ese promedio sirve para constatar cuán bueno puede ser un monticulista respecto a sus pares. Por ejemplo, el venezolano tuvo una ERA+ de 245 en 2004, básicamente como setup, y mejoró a 263 en 2006, ya como cerrador.

 

¿Saben qué significa eso? Es un dato sorprendente. Quiere decir que en 2004 su desempeño fue 145 por ciento mejor que la media de las grandes ligas y que en 2006 fue 163 por ciento superior a sus colegas.

 

Aquellas cifras son tan impactantes, tan difíciles de emular, que ni Johan Santana ni Félix Hernández, ganadores del Cy Young, han podido cerrar así.

 

La mejor efectividad ajustada del Gocho fue 182 en 2004, cuando obtuvo su primer galardón. O lo que es lo mismo, el merideño esa vez fue 82 por ciento mejor que el promedio de la gran carpa.

 

El tope en ese departamento para el Rey Félix fue 174 en 2010, cuando logró su premio. Quiere decir que en aquel torneo él fue 74 por ciento más dominante que sus pares.

 

Este K-Rod tiene 12,7 ponches por cada nueve pasajes, una suma casi insólita. Aquel joven de 2004, con apenas 22 años de edad, pasó por las armas a 13,2 por cada nueve actos.

 

La magia de MLB.TV nos permite hoy ver todas las actuaciones del bombero. El video de cada uno de sus relevos está en el sitio web de los Cerveceros. Gracias a eso, hemos podido admirar, en especial, el cambio de velocidad del capitalino. Ha sido, probablemente, su pitcheo principal en este torneo.

 

Rodríguez ya no lanza a 94 millas por hora. Tampoco es el típico cerrojo, que depende de un par de envíos. Su filosofía es tratar de agregar alguna variante cada año, para mantener siempre a los bateadores a la defensiva, tratando de ajustarse a él.

 

Al derecho puede vérsele lanzando rectas, sliders, curvas y dos cambios de velocidad distintos, uno de los cuales se hunde al llegar al home, como un sinker.

 

Han sido esos pitcheos sin velocidad los que han sacado de balance a los contrarios. Es notable la cantidad de veces que los contrincantes han hecho swing a destiempo.

 

El control también ayuda, claro. Únicamente ha entregado 2,1 pasaportes por cada nueve episodios, la mejor rata de su carrera, y a eso añade apenas 3,7 hits en el mismo lapso, otro tope personal.

 

Hay otros renglones avanzados que causan asombro, como su dominio absoluto, reflejado en sus estadísticas independientes del fildeo (el FIP del Kid es 1.19, mejor que Bob Gibson en su mejor año).

 

Tal vez Rodríguez sí esté en medio de su mejor cosecha, después de todo. O al menos esté en camino de lograrla, de mantener este ritmo. Y eso sin contar los salvados, porque su proyección le pone a rondar los 70.

 

¿Aguantará el ritmo? Es probable que no. Después de todo, se trata de un ser humano, no de una máquina. Pero va a ser entretenido ver cómo completa esta temporada.

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico