• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Las mascotas del Magallanes

Es casi legendaria la conseja magallanera que aludía al supuesto deseo de Luis Blasini por coleccionar receptores.

El gerente deportivo de los Navegantes adquirió muchos catchers en el último lustro, llenando el roster de mascotas.

Así llegaron Miguel Montero y también Ramón Hernández, Tomás Telis, Carlos Maldonado y Eliézer Alfonzo, actualmente en Margarita.

A orillas del Cabriales crecieron otros. Salomón Manrique, por ejemplo, y Jesús Flores, Robinson Chirinos o Pablo Sandoval, que terminó por ser antesalista.

El supuesto exceso probó ser ojo clínico, cuando Blasini celebró el bicampeonato, con aporte decisivo de casi todos los catchers adquiridos.

Alfonzo fue el gran bate turco de la 2012-2013. Hernández emergió como la figura ofensiva en la recta final de la 2013-2014. Maldonado bateó mucho hace dos temporadas, cuando se puso los aperos como titular. Chirinos sanó de la conmoción cerebral a tiempo de ser el dueño de la posición hace 12 meses.

Las negociaciones siguieron dando rédito cuando Telis dio un paso al frente en la primera mitad de la 2014-2015. La colección de receptores ha sido clave en el éxito de los bucaneros.

¿Cómo cambió tanto el panorama? Ayer, Blasini echó mano a uno nuevo, alguien que, por cierto, había pertenecido a la divisa, antes de hacer carrera en Anzoátegui y pasar a Aragua como agente libre al inicio de este torneo.

La llegada de Gustavo Molina, recibido de los Tigres a cambio del prometedor lanzador Alejandro Chacín, es la prueba de una paradoja: en tiempos de supuesta sobreabundancia, Magallanes se ha quedado sin caretas para resolver en el corto plazo, teniendo que entregarle un brazo de valor a los felinos, a fin de resolver el problema.

Telis se lastimó y se marchó. Alfonzo se disgustó y pasó a los Bravos. Flores tampoco estaba a gusto y terminó con Caribes. Hernández tiene molestias en las rodillas. Montero no juega pelota invernal. Maldonado ha sufrido un bajón productivo, afectado en parte por las lesiones y en parte, quizás, por su inactividad de un año. Chirinos ha preferido descansar, ante la perspectiva de ser titular en Texas. Manrique vio cortado su desarrollo y está fuera de la organización. Sandoval ya no quecha, y si quechara, ya no lo haría aquí.

Así llegó como agente libre Juan Apodaca, dejado ir por las Águilas, y así llega ahora Molina, un defensor de probada habilidad, uno de esos mascoteadores que en el norte llaman catch and throw, una forma elegante para decir que recibe bien y mantiene a raya a los corredores, sin batear mucho.

Para Aragua es una jugada redonda. Lo invitaron a los entrenamientos porque necesitaban a alguien en el inicio de la justa, pero ya no tienen dónde ponerle, con el crecimiento de Wilson Contreras y el arribo de los grandeligas Josmil Pinto y Wilson Ramos.

Magallanes resuelve una urgencia, mientras sigue esperando por Hernández. Los felinos ganan a futuro un pitcher con más de un ponche por inning, relevista dominante en clase A con los Rojos.

La carrera de Chacín promete, aunque es posible que Cincinnati no le deje lanzar en lo que queda de campaña, lo que restaría impacto inmediato al canje en Maracay.

¿Qué los filibusteros entregaron mucho? Sí, en potencial y años de servicio. Pero un candidato a ser campeón necesita tener un buen defensor detrás del home. Que sirva como testigo Alexander Delgado.


Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico