• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Lo que se juega en esta Serie del Caribe

Comenzó el más radical experimento en la Serie del Caribe desde los tiempos en que ésta se mudó a Miami.

Aquel fue un fracaso económico y deportivo. Este puede resultar un éxito.

La presencia de Cuba ya añade una novedad, por más que sea politizada por quienes de lado y lado no respetan el deporte.  Pero no es lo único que innova en esta oportunidad de apuestas y esperanzas.

El nivel competitivo de la isla siempre causa intriga, porque sus selecciones nacionales cosecharon todos los títulos posibles frente a jugadores amateurs.

Ahora que lo hacen de igual a igual con otros peloteros que viven para jugar beisbol, como viven ellos mismos, han tenido resultados mixtos en el Clásico Mundial y empiezan como uno de los favoritos en este lance.

Ese Villa Clara que debutó este sábado en el Stadium Nueva Esparta cuenta con figuras de fuste en la isla y vino bien reforzado; es casi otra selección nacional.

Cuba siempre ha sido un atractivo para los amantes del beisbol. Fue el primer país latinoamericano en practicarlo. Se jugó profesionalmente en la isla muy poco después de nacer las grandes ligas, a finales del siglo 19.

Verdaderas leyendas cubanas engrandecieron nuestra pelota en los tiempos fundacionales, como Cocaína García y Martín Dihigo, y una oleada de astros antillanos llegó en los años 60, huyendo del sistema político que impuso la revolución que bajó de la Sierra Maestra.

No pocos de aquellos inmigrantes hicieron suyo este país, como Aurelio Monteagudo. Muchos más hicieron vibrar a nuestros padres e incluso a los fanáticos que comenzamos a ir a los estadios en los años 70: Diego Seguí, Luis Tiant, Musulungo Herrera, Marcelino López, Paulino Casanova, José Cardenal y tantos, tantos otros..

Es un sueño de muchos, esta espera que sigue porque algún día los cubanos puedan viajar libremente a todas partes, para ver a sus peloteros, entre otras cosas, probarse en la gran carpa como Yoenis Céspedes o Yasiel Puig, o reforzar a los equipos de la LVBP.

Sí, el regreso de Cuba a la Serie del Caribe es una fiesta, y una garantía de espectáculo y atractivo para el público y los medios de comunicación.

La llegada del Villa Clara trae un cambio más importante, sin embargo. Ha servido para que los dueños del espectáculo, las ligas que integran la Confederación del Caribe, acepten probar un esquema diferente al aburrido sistema de eliminación a dos vueltas, que tan pocas excepciones tuvo en más de 60 años.

La serie estaba muriendo de mengua, cada vez con más críticos y menos seguidores, hasta que probó la disputa de una final en 2013. Vaya éxito, el de Hermosillo..

Puede que no haya sido lo más justo el triunfo en esa instancia de los Yanquis de Ciudad Obregón sobre los campeones dominicanos, y que otras razones movieran esta invitación a los cubanos, pero el resultado ha sido este torneo asimétrico, con cinco equipos, en el que obligatoriamente se cambió la forma de participar, con semifinales y una final, y que seguramente será un éxito deportivo.

De ser así, puede que se echen las bases para el ingreso de un sexto país.

Cuba entró como mero convidado y sin la obligación de organizar algún día el torneo. Quiere decir que también pueden hacerlo Colombia, Nicaragua o Panamá, o mejor aún, que se ponga en práctica la propuesta de la MLB, que el ganador de la Serie Interamericana —en la que juegan esas tres últimas naciones, más el campeón de la Liga Veracruzana, un circuito independiente de la Liga Mexicana del Pacífico— asista como sexto participante.

El menor nivel de estos no debe preocupar, porque la exposición a una más alta competencia obliga al crecimiento de aquellos que se consideran pequeños. Todos ganaremos.

Por eso cruzamos los dedos por el éxito de esta edición: para que la Serie del Caribe siga reinventándose y aceptando que, para crecer, es necesario cambiar.

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico