• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El impacto de Ronny Cedeño para el Magallanes

Era cuestión de tiempo para que Ronny Cedeño pasara al Magallanes.
 
Nació en el estado Carabobo. Dos veces ha reforzado a los Navegantes en los playoffs, con óptimos resultados. Es campocorto, una posición que los bucaneros desean reforzar desde hace al menos dos temporadas. Y siendo centro de un equipo necesitado de hacer modificaciones drásticas, los Tigres, era lógico pensar en su salida, porque se trataba de una de las piezas que Aragua podía vender mejor.
 
El pacto, ocurrido el fin de semana, está lleno de matices para ambas divisas. En esta entrega veremos qué gana y qué pierde la nave. Ya luego nos tocará analizar lo ocurrido desde la óptica de los felinos.
 
Cedeño llega a Valencia junto al prospecto Luis Domoromo, un nombre importante entre las firmas de julio 2 en los últimos años. Es un paquete muy atractivo, al menos en el papel. Incluye un grandeliga listo que va a aportar, que juega siempre en la LVBP y hace diferencia, más un talento importante, en desarrollo.
 
Para conseguir eso, los filibusteros tuvieron que entregar algo valioso, también. Nadie adquiere oro al precio del plomo.
 
José Ortega salió del equipo rumbo a Maracay, junto con Argenis Díaz. Ambos son fichas interesantes para un circuito como el nuestro. El primero es lanzador, actualmente en las mayores, hasta ahora sin limitaciones para actuar en el Caribe. El segundo es torpedero defensivo, con experiencia en la gran carpa, actualmente en triple A.
 
El paquete es caro, a simple vista. Pero caro es también lo que llega desde Aragua.
 
Luis Blasini, gerente deportivo del Magallanes, quería a alguien como Cedeño y había dado pasos en ese sentido. Por eso tomó a Renny Osuna de los Tiburones, en plena 2013-2014, y por eso sumó al nativo de Puerto Cabello cada vez que pudo, como refuerzo, en anteriores postemporadas.
 
El porteño terminó de ganar puntos con lo hecho en enero. Sumando ambas participaciones con los navieros, puso una línea ofensiva de .371/.410/.557. Tiene buen guante, lo que le ha ayudado a acumular nueve zafras en las mayores, y tiene una característica que le hace aún más atractivo: si bien batea por encima del promedio, es mucho mejor cuando lo hace en los playoffs.
 
Cedeño deja ..749 de OPS en sus nueve torneos con los bengalíes, pero entre semifinales y finales tiene .842 de OPS. Eso, sin contar con que en la 2009-2010 impuso un récord para el circuito con 10 vuelacercas como shortstop en la eliminatoria.
 
El toletero derecho cumplió 31 años de edad en febrero. Eso, en la LVBP, es un dato destacable, porque suele marcar un drástico descenso para quienes no se mantienen vinculados al beisbol de ligas menores o mayores.
 
Cedeño, en este instante, todavía lo está, aunque no en el modo de antes. Fue dejado en libertad por segundo spring training consecutivo, aunque firmó de nuevo con los Filis, y en triple A tiene .140 de average en 12 juegos (actualmente está en la lista temporal de inactivos).
 
¿Cuánto tiempo le queda para aportar a los Navegantes? Es imposible saberlo. Pudieran ser varias justas más, aunque va a depender de que siga en acción fuera del país, para no precipitar su envejecimiento deportivo.
 
También dependerá del deseo que tenga de no dedicarse aún a sus proyectos personales y su academia, para seguir jugando acá, como parece que todavía le entusiasma.
 
Un jugador así vale un brazo como Ortega, quien tiene el potencial para ser cerrador en Venezuela y setup en las grandes ligas.
 
Es probable que la negociación no terminara allí, debido a que los Tigres necesitaban llenar la vacante que iba a generarles la salida de Cedeño. Luis Hernández es agente libre en el norte, Rainer Olmedo es visto más como utility que como paracorto y alternativas más jóvenes tal vez no estén listas..
 
Díaz quería una oportunidad de jugar más con los turcos, luego de mostrar varias veces su insatisfacción, en las ocasiones en que fue a dar a la banca. No produce tanto con el madero, a gusto del almirantazgo. Su línea ofensiva en Venezuela es apenas de .214/.275/.260. En los últimos meses parecía obvio que saldría del equipo, si alguien preguntaba por él.
 
Tal vez haya sido la llegada de Luis Sojo a la tropa aragüeña. Quizás sea que Carlos Guillén, como ex campocorto, piensa dar primacía a la defensiva en esa posición, independientemente de la nula ofensiva. El caso es que los felinos seguramente preguntaron por él.
 
Con Cedeño adentro, con Osuna y Darwin Pérez para las primeras semanas de campeonato, Díaz era sacrificable. No le van a echar de menos en el estadio José Bernardo Pérez, en términos deportivos. En cambio, su marcha facilita la llegada de Domoromo, un talento interesante.
 
Este outfielder portugueseño firmó por 1,25 millones de dólares con los Padres, en 2008. Está en su sexta zafra en las menores. No ha desarrollado poder. No ha desarrollado contacto. No ha desarrollado disciplina en el home. Su línea de por vida es de .242/.308/.351, pero la actual en clase A media es peor, con ..209/.254/.373.
 
Domoromo está muy cerca de convertirse en un proyecto perdido, una estrella que pudo ser y no brilló, alguien como José Salas. Pero hay algo a favor de los Navegantes: tiene 22 años de edad, solamente, y San Diego aún apuesta por él.
 
Si el nativo de Turén evoluciona como aún creen los religiosos, el cambio será redondo para los turcos. Es una apuesta, claro. Y si no, igual habrán adquirido a Cedeño, quizás el torpedero más completo de la LVBP, sobre cuyos hombros esperan construir las próximas tres ediciones de la divisa, si no más.

@IgnacioSerrano
www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico