• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Qué le espera a Alex Torres y Sandy León?

Dos cambios en pocas horas. La suerte de dos venezolanos, incluso más, varió con rapidez. Pero no todo es incertidumbre. Mientras que una batalla fratricida comenzó en Lee County, alguien fue recibido con alegría en Port St. Lucie.

Ya el manager John Farrell adelantó al Boston Herald lo que le esperaba a Sandy León: sí, los Medias Rojas necesitan refuerzos en la receptoría, por la lesión de Christian Vásquez, pero el puesto no era propiedad automática del recién llegado.

León lleva mucho tiempo aspirando a un lugar fijo en las Grandes Ligas. Casi lo consigue en Washington, su organización original, pero un compatriota le cerró el camino.

La llegada de José Lobatón a los Nacionales limitó el papel del zuliano al de tercer careta, siempre a la espera en triple A. Le tocó cubrir las ausencias por lesiones de Wilson Ramos y el propio Lobatón.

El destino es curioso, a veces. El cambio a los patirrojos es una clara oportunidad, porque nadie adquiere a quien no necesita. Los bostonianos quedaron en apuros con los problemas físicos de Vásquez, y el pase de Ryan Hanigan a la titularidad abrió un boquete en el roster de 25.

Lo curioso es que León pasó a disputarle a otro venezolano ese lugar que ansiaba conseguir con los Nats. Antes era Lobatón, ahora Humberto Quintero.

Quintero ha bateado poco en los juegos de exhibición, pero Farrell posiblemente apreciaba su defensiva, habilidad que ya en el pasado le permitió jugar a diario en Houston. De no ser así, no estaría claro por qué el piloto le prometió al zuliano un chance de quedarse arriba, a pesar de la transacción del lunes.

El veterano tiene el derecho de declararse agente libre a partir de esta semana, en caso de no recibir la garantía de un lugar en la gran carpa. Su manager le pidió paciencia.

Quintero tenía una ventaja sobre León: su experiencia. Pero parece claro que no hay espacio para ambos en la misma organización, siendo que uno puede pedir su libertad y el otro tiene que pasar por waivers antes de ser asignado a las menores.

Por ahora, gana el recién llegado, al ser enviado su paisano a las menores.

Para León, es una excelente noticia. En teoría, podrá disfrutar de su primer año completo en la gran carpa.

Para Torres no hay dilema. El solo hecho de que los Mets entregasen a dos peloteros para adquirirlo habla de la importancia que le dan en Nueva York.

Sandy Alderson, gerente general de los metropolitanos, estaba a la búsqueda de pitchers zurdos para su bullpen. Consiguió uno que no es exactamente un especialista, aunque es igualmente muy buena adquisición.

Torres consiguió 122 ponches en 120 innings con Tampa Bay y San Diego. Sobresaliente relación. Su efectividad es 2.55 y únicamente ha permitido 3 jonrones en las Grandes Ligas, lo que resulta excepcional.

Pero hay más: la efectividad ajustada del valenciano, es decir, su efectividad comparada con la media de la liga en esos estadios donde lanzó, es 143, o lo que es igual, 43 por ciento mejor que sus colegas. Esa es una cifra que sólo exhiben los mejores pitchers. Estupendo.

Torres puede abrir y relevar. Acaba de cumplir 27 años de edad. Su único desafío es controlar los boletos, pues concede uno por cada dos entradas de labor. Cuando lo haga, se convertirá en un serpentinero de élite, como ya lo es en Venezuela.

Vale la pena esperar a ver si esa transformación finalmente ocurre en el Citi Field.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

iserrano@el-nacional.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico