• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Qué chance de entrar al Salón de la Fama tiene David Concepción?

David Concepción, con los Rojos de Cincinnati en 1983 / Archivo EN

David Concepción, con los Rojos de Cincinnati en 1983 / Archivo EN

¿Qué chance de entrar al Salón de la Fama de las grandes ligas tiene David Concepción? Haber sido nominado esta semana por el comité de veteranos, capítulo Era de la Expansión, es ya un triunfo para el aragüeño. Mientras se mantenga allí, podrá soñar, y con él, soñaremos millones de personas que creemos que merece una placa en Cooperstown junto a Luis Aparicio. Eso no puede perderse de vista. Para el Rey David, cada elección fallida ha traído dolor y decepción. Pero conviene ver el vaso medio lleno, no medio vacío. Otros grandes de nuestra pelota, como Andrés Galarraga y Víctor Davalillo, entraron y salieron de las planillas en el primer año.

Concepción se mantuvo los 15 que permite el proceso inicial, y gracias a ello pasó a consideración del comité de veteranos, que dos veces le ha sometido al voto de sus miembros. Eso es muy bueno. Hoy, distintos columnistas en Estados Unidos hablan sobre la opción del ex campocorto. En la batalla de largo plazo que es su aspiración al Salón de la Fama, este es un combate necesario para avanzar un paso más.

No olvidemos el caso de Ron Santo, que no sólo aguardó 15 años por el apoyo de los periodistas, sino que luego debió transcurrir un período similar en el comité de veteranos, hasta lograr su consagración.


Pasada esa página, ¿qué chance tiene el criollo? En esta elección tiene poco, ciertamente. Si sólo dependiera de quienes jugaron en su contra, sería casi segura su entronización. Cuando estuvo por primera vez en la papeleta, recibió todos los votos de los inmortales. El problema es que los ex peloteros miembros del Salón de la Fama que toman parte del proceso son 8, es decir, 50 por ciento de quienes deciden, y el mínimo necesario para lograr la inmortalidad es 75 por ciento. Los otros votantes son periodistas, ex dirigentes y hasta un propietario de equipo, en esta oportunidad Jerry Reinsdorf. Ninguno de esos apoyó a Concepción. El proceso de esta ocasión servirá para medir nuevamente qué piensan sus colegas, pero si se mantiene la tendencia, no es ilógico pensar que en el largo plazo esto puede resultar para su beneficio. El cinco veces ganador del Guante de Oro necesita conseguir cuatro votos más y, volviendo al caso de Santo, es posible convencer por agotamiento, crear un caso a partir de la insistencia de un grupo de quienes toman la decisión. Si nuevamente los ocho miembros de Cooperstown están del lado del venezolano, alguien empezará a hablar de ese contraste y es posible que algunos periodistas, ejecutivos o historiadores cambien de parecer en el futuro. En manos de Rod Carew, Carlton Fisk, Whitey Herzog, Tommy Lasorda, Joe Morgan, Paul Molitor, Phil Niekro y Frank Robinson está esa posibilidad. Ellos son los inmortales con derecho a elegir en esta oportunidad.

¿Y cuál es la opción de Concepción, comparado con los otros peloteros postulados esta vez? En principio, muy buena. El otrora torpedero tuvo una carrera comparable o superior a Steve Garvey, Tommy John, Dave Parker, Dan Quisenberry y Ted Simmons. El problema es que sólo es posible elegir a cinco y en la planilla también están tres timoneles que posiblemente serán elegidos: Tony LaRussa, Bobby Cox y Joe Torre, además del fallecido propietario de los Yanquis, George Steinbrenner, y Marvin Miller, el hombre que cambió el espectáculo por su conducción al frente de la Asociación de Peloteros. Entonces, ¿qué chance tiene el Rey David esta vez? Poco, merecimientos aparte.

Es casi seguro que le tocará esperar a 2016, cuando volverá a ser elegible. Pero esta es batalla es de largo aliento. En la puja, eso será un triunfo más. Que no quepan dudas.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico