• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Las 1.000 empujadas de Víctor Martínez

La primera meta de Víctor Martínez en 2015 es mantenerse saludable. Pero el guayanés tiene a su akcance varios logros que le ubicarán entre los mejores bateadores de todos los tiempos en la embajada venezolana.

Martínez está a punto de convertirse en el primer criollo con 500 juegos como designado. Es una curiosidad que vale la pena mencionar. Acumula exactamente 400 encuentros en ese papel, la mayor cifra entre sus compatriotas.

La tierra de Luis Aparicio no produce designados. Después de V-Mart, quien más choques acumula en ese papel es Bob Abreu, quien fungió como tal en 161 ocasiones, entre las 2.425 veces en que vio acción.

Curiosidades aparte, el nativo de Ciudad Bolívar está a un tris de superar a Omar Vizquel y David Concepción, y convertirse apenas en el cuarto nativo con un millar de impulsadas en la gran carpa. En ese listado, que alcanzará con sus próximos 73 remolques, le esperan Andrés Galarraga, Miguel Cabrera, Abreu y Magglio Ordóñez. Buena compañía, ¿verdad?

Esos cuatro y Antonio Armas son los únicos representantes del patio con 200 o más jonrones. Martínez requiere únicamente de otros 11 para acompañarles.

Algunas lesiones, y sobre todo, el haber sido catcher la mayor parte del tiempo, han hecho que al bolivarense no le vean en toda su extensión de buen toletero, como en efecto lo es.

Su average de .306 únicamente es superado por Cabrera y Ordóñez. Su promedio de embasado de .373 sólo aparece por detrás de Cabrera y Abreu. Iguala con el Comeduce en el sexto mejor slugging de la expedición nacional, con .475, y tiene el quinto mejor OPS entre venezolanos, con .847, mejor incluso que el gran Galarraga.

Esas cifras, con buena salud, crecerán más..

 

Twitter: @IgnacioSerrano | www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico