• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El emergete

A comienzos de semana planteamos aquí la posibilidad de evaluar el papel de cada manager en la eliminación de su equipo este año en la LVBP. ¿Cuál es su responsabilidad en el fracaso de los Tiburones, los Tigres y los Bravos? Luego de un vistazo a Marco Davalillo y Buddy Bailey, y desviarnos por un par de días al tema del Salón de la Fama de Cooperstown y el dopaje en las grandes ligas, regresamos al lugar de origen, para completar el paneo con el piloto que nos falta: el curazoleño Hensley Meulens, timonel de Margarita. ¿Cuánto pesó su actuación en el bajón sufrido por los neoespartanos? ¿Puede achacársele la culpa del final que sufrió su tropa? ¿Regresará en la 2012-2013? O al menos, ¿valdría la pena intentar su vuelta? Meulens es el estratega ideal.

Por su nacionalidad, conoce el beisbol venezolano desde muy joven, porque en Curazao se ven las transmisiones de la televisión abierta venezolana, sin inconvenientes. Habla fluidamente castellano e inglés, lo que le permite comunicarse con cualquier integrante de la divisa sin inconvenientes. Tiene larga experiencia en la liga y en la organización, por lo que sabe bien cómo son las cosas, especialmente en Margarita. Fue exitoso como instructor de bateo de los insulares. Tiene trayectoria como coach de grandes ligas. Visto en su globalidad, Meulens tiene el paquete completo. A pesar de eso, los neoespartanos tuvieron un porcentaje de victorias de .317 después de que el técnico tomó las riendas del club, el peor porcentaje entre todos los 10 estrategas que tomaron parte del campeonato. Es difícil determinar el grado de responsabilidad de Meulens en el récord de 13-28 que tuvo Margarita después de que llegó a la ínsula.

La escuadra ya venía en baja, tras comenzar con marca de 7-0, en el primer lugar. Otras cosas son más fáciles de concretar. Por ejemplo, que el remedio al caso Don Baylor resultó igual que la enfermedad. Baylor fue el manager titular de la zafra anterior, pero debido a sus compromisos como coach de los Diamantes de Arizona, en las grandes ligas, se perdió toda la pretemporada y la primera parte del torneo, al avanzar los desérticos a los playoffs en las mayores. Con Meulens fue aun peor, porque los Gigantes no sólo avanzaron en su división, sino que llegaron a la Serie Mundial y la ganaron, por lo que sus integrantes permanecieron en Estados Unidos hasta entrado el mes de noviembre, cuando terminaron las celebraciones. Sin contar el tiempo que faltó al solicitar permiso para atender asuntos personales cuando promedió el calendario, el curazoleño se perdió un lapso precioso para cualquier novena. Dejó en manos de su coach de banca, Julio Viñas, las prácticas preparatorias en septiembre y pisó Maiquetía cuando los Bravos ya habían disputado 20 juegos, una tercera parte del calendario regular.

Hasta dónde es necesaria la influencia de un piloto? Según un vistazo superficial a Moneyball, pareciera que no tanto. Los peloteros, sin embargo, no son gerentes sabermétricos, muchos necesitan una personalidad característica para dejar salir lo mejor de ellos. A los margariteños posiblemente les habría hecho bien contar con Meulens desde el inicio de las prácticas. En todo caso, ese parece ser uno de los aspectos que la dirección del equipo desea atender. Si la determinación a evitar lo ocurrido con Baylor y Meulens es cierta, el curazoleño no debería seguir con los orientales. Su papel en San Francisco no va a cambiar y esa organización desde ya es favorita para ir a los playoffs. Si es así, la duda no estará entre traerlo o no. El punto será si Viñas toma el mando o si apuestan por un tercero.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico