• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El emergente

¿Cómo no entender a los Mets de Nueva York? Los aficionados no paran de hablar de la Vinotinto y el Clásico Mundial, desde que el jueves fue dado a conocer el roster preliminar de Venezuela para la competencia. A diferencia de otros países, que sólo necesitan uno o dos peloteros para completar sus nóminas, la escuadra de Luis Sojo apenas mostró 20 de los 28 nombres que competirán por la corona. Faltó más de una cuarta parte del roster, una tarea que terminará el 20 de febrero, cuando los organizadores anuncien los equipos definitivos.

Como explicaron los encargados de la selección nacional, entre los ocho que faltaban estaban los peloteros que, como Johan Santana, no tienen el permiso de sus organizaciones para ser parte de la justa. Por ello la pregunta: ¿cómo no entender a los Mets? Santana quiere lanzar. Lo ha dicho a los medios y se lo ha comentado a sus amigos y parientes. Está saludable, al llegar marzo ya tendrá casi un mes practicando en Port St. Lucie y no habría razón para pensar que correrá un riesgo mayor que el que correrá Félix Hernández o Aníbal Sánchez, a quienes los Marineros y los Tigres han dado permiso de lanzar, sin más reparos que cumplir las limitaciones impuestas por el reglamento. El Gocho terminó 2012 en la lista de incapacitados, pero los médicos le diagnosticaron problemas en la espalda y las piernas.

El operado hombro izquierdo ha descansado lo suficiente gracias a la obligada pausa. Hasta aquí, todo bien. Pero hay que ver el asunto desde la óptica de los metropolitanos, que le pagarán a su as un salario de 25,5 millones de dólares en 2013. No sólo será el jugador mejor pagado del equipo y uno de los mejor pagados de todo el beisbol; este será, además, su último año de contrato, a menos que ejerzan la cláusula por otros 25 millones de dólares más. Es tal la cantidad de dinero que han invertido los neoyorquinos en el merideño, que sólo por dejarlo en libertad después de este campeonato deberán pagarle un bono de 5,5 millones de dólares, a menos que ejerzan la cláusula que le ataría también para 2014.

Es demasiado para una divisa que todavía no aspira a competir, incluso una que habite en un mercado tan grande como el de la Gran Manzana. Los medios estadounidenses aseguran que los Mets esperan que Santana tenga un firme inicio, para poder cambiarlo antes del 31 de julio, ahorrarse varios millones y tal vez recibir algún prospecto a cambio, aprovechando la urgencia que generará en los contendores el arribo de la segunda mitad. Si el nativo de Tovar llegara a lastimarse mientras defiende la Vinotinto, su valor en el mercado caería estrepitosamente, sería mucho más difícil cambiarlo (no fue posible, de hecho, en julio pasado, cuando mermó su rendimiento en medio de los problemas físicos) y todavía tendrían que pagarle todo el dinero que le adeudan. ¿Cómo no entender a los Mets? La diatriba, en menor grado, afecta a otros peloteros con quienes Venezuela completaría una novena de alto vuelo.

Son ausencias menores, comparadas con el dos veces ganador del Cy Young: el centerfielder Franklin Gutiérrez y los pitchers Jhoulys Chacín, Juan Carlos Gutiérrez y Franklin Morales. Ninguno ha defendido su caso como Santana el suyo. Algunos incluso tienen temores lógicos: el Guti tiene demasiado terreno que recuperar con los Marineros y demasiadas lesiones sufridas en muy corto plazo; Juan Carlos Gutiérrez y Franklin Morales temen que participar en el Clásico les impida hacer el bullpen de los Reales o la rotación de los Medias Rojas. Con ellos cabe también la pregunta: ¿Cómo culparles? Al igual que los Mets, están pensando en su futuro.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico