• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El emergente

La eliminatoria dejó numeritos y curiosidades que bien valen una columna. Eliézer Alfonzo, por ejemplo, sentó varias marcas con sus 16 jonrones. Nunca un venezolano había disparado tantos vuelacercas con el Magallanes y jamás un pelotero había sumado esa cantidad de cuadrangulares inmediatamente después de ser dejado en libertad por su anterior equipo. Para el anzoatiguense, fue un registro personal.

En la temporada 2006-2007, cuando fue elegido Jugador Más Valioso, el "Matatán" descargó 15 bambinazos. Únicamente 16 veces ha ocurrido que alguien suma 16 estacazos de vuelta completa y sólo seis de esos toleteros son venezolanos. La lista incluye a Antonio Armas y se completa con Baudilio Díaz, Luis Raven, Roberto Zambrano, Javier Colina y Ernesto Mejía. Alfonzo, Mejía y Evan Gattis lograron un hecho sin precedentes: jamás tres bateadores habían dado 16 o más jonrones en la misma campaña. Dos lo habían hecho en dos oportunidades, en la 1977-1978, con Armas y Clint Hurdle, y en la 2005-2006, con Tom Evans y Yurendell DeCaster. Además, el receptor e inicialista de los Navegantes se convirtió en el primer jugador con cuatro cosechas de 10 o más cuadrangulares y cerró con 111, mucho más cerca de Robert Pérez, el líder de todos los tiempos, que tiene 123.

Un último dato respecto al slugger de Puerto La Cruz: es el único en la historia de la liga con dos cosechas de 15 o más vuelacercas. Todo viniendo de alguien adquirido a cambio de nada. Es, probablemente, el movimiento más fructífero de la gerencia turca en el último lustro. Tomás Pérez nos dijo hace tres años que no se veía metido en una carrera por llegar a 1.000 hits. Por entonces tenía 900 y ya no era jugador de todos los días con los Cardenales. El infielder barquisimetano necesita una oportunidad más para hacer historia. Falta ver si Lara u otro equipo se animan a darle un contrato, ahora que está al filo de los 40 años de edad.

Pérez no sólo tiene 972 imparables, octavo de todos los tiempos, a sólo 2 de Oswaldo Olivares, 10 de Gustavo Gil y 28 del millar; además quedó con 982 encuentros jugados. En los anales del circuito, tan sólo Víctor Davalillo, Robert Pérez, Teolindo Acosta y César Tovar han disputado 1.000 juegos. El toletero ambidiestro está completando un currículo que le convertirá en un serio caso de discusión cuando, cinco años después de su retiro, sea elegible para nuestro Salón de la Fama. Este torneo fue el quinto para dos importados, lo que les hace elegibles para el pabellón de Valencia. Se trata de Josh Kroeger y Brian Sweeney. Otros quedaron a sólo una zafra de conseguir la elegibilidad: Josh Schmidt, Matt Palmer, Dwayne Pollok, Seth Etherton y Andrew Baldwin, aunque los dos últimos están al borde de anunciar su retiro, lo que hace improbable que vengan por quinta oportunidad y puedan algún día entrar a la planilla.

Visto el camino recorrido de Kroeger y Sweeney, ¿votaría usted por ellos? El outfielder del Caracas tiene de por vida una línea excepcional de .300/.406/.490, con 27 jonrones, mientras que Sweeney tiene marca de 12-7, con 3.61 de efectividad y 1.22 de WHIP, más 3,17 ponches por cada boleto. ¿Cuán especial fue la temporada de Gorkys Hernández? Mucho. En la historia de la liga, ha ocurrido 23 veces que un pelotero consigue anotar al menos 48 carreras con 108 o más bases alcanzadas. Es una lista exclusiva. Pero en ese grupo, apenas Víctor Davalillo, con los Leones, en la campaña 1967-1968, y Joe Cannon, con los Navegantes, en la 1977-1978, lo habían hecho poniendo, además, un average de .370 por lo menos. Hernández cerró con .372 puntos. Un año brillante.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico