• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El emergente

Recuerdan el debate sobre los merecimientos de Miguel Cabrera y Mike Trout en la votación al Jugador Más Valioso de la Liga Americana? Podemos plantear el mismo debate en la pelota venezolana, sin el estorbo del nacionalismo. No se trata, ojo, de revivir la diatriba entre Cabrera y Trout, sino de plantear, nuevamente, la difícil comparación entre el aporte de un slugger y un bateador de la parte alta de la alineación, representados, en esta oportunidad, por Ernesto Mejía y Gorkys Hernández. La planilla de este cronista tendrá hoy a estos dos toleteros en lo más alto, por haber sido quizás los de mejor rendimiento global en la eliminatoria.

No es una selección fácil, la de este año. Varios peloteros quedarán fuera de muchas papeletas con sobrados merecimientos: Evan Gattis, José Castillo, Henry Wrigley, Eliézer Alfonzo, Luis Jiménez y Carlos Maldonado, por citar seis. Entre ellos seleccionamos a nuestro tercer lugar, lo que tampoco fue sencillo. Wrigley era líder en impulsadas y disputaba el liderato de cuadrangulares al marcharse, en diciembre. Gattis y Castillo resultaron piezas fundamentales en la ofensiva de Zulia y Anzoátegui. Alfonzo y Maldonado fueron los pistones que movilizaron la nave turca desde el inicio. Al final, optamos por Jiménez, cuyo brillante OPS de .998 fue el mejor del torneo y estuvo sostenido tanto por un rendimiento brillante en el renglón de extrabases (con .547 de slugging, tercero en la liga) como en el promedio de embasado (con .451, el mejor de la zafra). Contra el grandeliga de Bobare únicamente atentó la falta de más apariciones en el plato, debido a las lesiones.

A pesar de ello, fue capaz de empujar 40 carreras (quinto en total), con .324 de average (tercero) y 9 vuelacercas. Jiménez demostró que su habilidad para ponerse en circulación y su potencial para empujar anotaciones, reflejado en el slugging, resultaron tan excepcionales como para retar a Mejía y Hernández como el Jugador Más Valioso. Seguramente Castillo tomará muchos votos, por sus 48 remolques y su average de .331, pero tuvo un OPS de .817, muy rezagado frente a sus pares. Sin dudas es un poco injusto dejar fuera a Gattis, con su OPS de .960 y cifras apenas por detrás de su compañero de equipo. Incluso dejar fuera a Alfonzo, con sus 16 bambinazos y sus 43 empujadas, pero bateó para .294, a la zaga de sus adversarios, y debido a su bajo OBP de .324, su OPS de .863 quedó por detrás de varios contendores, a pesar de su excelencia.

En esta complicadísima elección, nos quedamos en última instancia con el inicialista de las Águilas y el centerfielder de los Caribes. Mejía, porque fue colíder jonronero con 16 y con 48 impulsadas, resultó líder con 135 bases alcanzadas y con 29 extrabases, y fue segundo con .551 de slugging. Hernández, porque fue el número uno del circuito con .372 de average, 48 anotadas y 16 bases robadas, terminó segundo con .440 de OBP y dio 14 tubeyes, a dos del tope. Su slugging de .478 es extraordinario para un pelotero de su posición y condiciones físicas, y por ello cerró con .918 de OPS. Brillante. No apelamos al WAR, como algunos hicieron en el caso de Cabrera y Trout. Ya hemos expuesto en esta columna que lo consideramos una estadística útil, pero todavía en período de prueba. Sí calculamos las carreras creadas, para igualar a ambos y ver hasta qué punto aportaron a su causa cada uno. Pues bien, Mejía logró 45 y Hernández 48. Notable. Por eso, porque cualquiera de los dos podría ser una buena selección, preferimos votar por quien defendió la posición más importante y darle a Hernández el primer lugar.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico