• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El desafío de Alex González y Marco Scutaro

Alex González y Marco Scutaro comparten una rareza: son infielders con más de 37 años de edad, a pesar de lo cual todavía estiran los músculos en el spring training de las grandes ligas.

¿Que eso no le parece mayor curiosidad? ¿Y qué tal un detalle adicional, para ponerlo en contexto?

Unicamente otros seis criollos han defendido el cuadro en las mayores después de haber soplado las 37 velitas. Y es una lista tan exclusiva, que deja afuera a Oswaldo Guillén y a Luis Salazar.

Estos son los seis del exclusivo grupo: Luis Aparicio, por supuesto, y David Concepción, Manny Trillo, Melvin Mora, Miguel Cairo y Omar Vizquel.

(Luis Sojo disputó un encuentro en la segunda base a los 38, en su fugaz y último regreso a la gran carpa con los Yanquis, pero eso no pasa de ser una mera anécdota frente a aquellos seis que eran titulares o utilitys a tiempo completo, a la misma edad.)

Jugar en la gran carpa ya es suficientemente exigente. Por eso, son minoría los peloteros que, al acercarse a los 40, siguen en acción.

Jugar en el infield añade una dificultad adicional. No importa la habilidad con el madero; para hacer un papel decoroso allí es necesario tener agilidad, alcance y buenas piernas, todo lo cual se va perdiendo con cada cumpleaños.

González no tiene un lugar asegurado en el roster de los Orioles. Asistió al campo de entrenamientos como invitado, después de quedar en libertad a mediados de 2013 y no poder conseguir otra oportunidad para alargar su temporada.

¿Todavía puede defender las paradas cortas? Probablemente sí. Baltimore, además, no necesita un suplente que juegue mucho en ese lugar, porque J.J. Hardy es durable, seguro y además batea.

Gonzo mostró en la LVBP que todavía puede causar impacto y que su aporte como antesalista es más que nominal. Es probable que en los juegos de exhibición le veamos también en la intermedia, una posición que desconoce. Eso puede marcar diferencia, si se adapta.

El aragüeño tendrá que batear, sin embargo, porque tiene competencia. Los jóvenes Jonathan Schoop e Iván De Jesús Jr. traen buenos números de las ligas menores. Alexi Casilla y Jemile Weeks tienen más experiencia que Schoop y De Jesús, y también buscan un cupo.

Los encuentros de exhibición ya empezaron. Es la cuenta regresiva para González, quien el 15 de febrero llegó a 37 años de edad.

Scutaro cumplió 38 en octubre. Su tarea es más empinada y, al mismo tiempo, está en mejor posición para completarla.

Entre los venezolanos, únicamente Aparicio y Vizquel han sido titulares en el cuadro en una campaña que comenzaron con esa edad.

El yaracuyano será el tercero, uniéndose a dos leyendas, pero tiene la mitad del camino recorrido: a diferencia de González, él sí cuenta con un lugar en el roster y en el lineup abridor de los Gigantes.

Scutaro parece incombustible. En un momento del torneo anterior estuvo entre los líderes bateadores de la Liga Nacional y cerró con .297 de average, más un saludable promedio de embasado de .357 puntos.

Parece incombustible, pero no lo es. La espalda le tiene fuera de juego ahora mismo, luego de hacerle sufrir en la justa pasada, y una fractura en uno de los dedos de su mano derecha puso abrupto final a esa contienda.

La fractura es un azar. Pudo sufrirla siendo adolescente. Las molestias dorsales, en cambio, suelen recrudecer con el correr del tiempo.

Es por eso que el manager Bruce Bochy ha decidido llevarle con lentitud en el spring training y ha planeado darle más descanso del habitual durante la zafra. Que dispute unos 140 duelos, en vez de 155, si no cae incapacitado.

Scutaro sigue siendo un defensor seguro (¡vaya, está molesto por haber cometido 13 errores en 2013!), falla muy pocos swings y mantiene la disciplina que le permite dejar pasar los pitcheos malos que se acercan a la frontera.

Tiene una deuda de extrabases. Apenas dejó .369 de slugging en la pasada temporada. Pero si sigue embasándose, si sigue bateando para promedio y tomando roletazos que parecen imparables, pagará el contrato multianual que le dio San Francisco hasta 2015.

Aparicio, Vizquel y ahora Scutaro. Tres infielders venezolanos, titulares en las mayores con 38 años de edad cumplidos.

Todavía es temprano para que el de San Felipe haga el recuento de su carrera. Pero ser parte de ese trío ya es una medalla que el camarero de los Gigantes llevará toda su vida.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico