• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Qué dejó la convención anual? Segunda parte

¿Por qué el calendario se convirtió en un problema para la LVBP?

No se podía jugar una eliminatoria de 70 juegos, porque no hay tiempo. No se podía reducir a 56 por razones económicas. Y a todos los seguidores de nuestra pelota conviene que la liga sea próspera, para garantizar el espectáculo.

Por eso tendremos mitades inexactas en la 2015-2016: una de 31 y otra de 32 encuentros. Riesgoso.

¿Por qué dividir la eliminatoria en mitades? Para usar el sistema de puntos, en vez de decidir los clasificados por las victorias totales.

Ningún equipo desea ahora los puntos. Tampoco los aficionados o los analistas. Con los puntos pueden quedar fuera algunos conjuntos que tengan más triunfos que otros ya clasificados. Y puede haber elencos que clasifiquen el 15 de noviembre.

Por eso, muchos todavía preguntan: ¿y por qué se aprobó este sistema? ¿Por qué, si nadie lo quiere, se jugará con un formato tan riesgoso?

Esta aparente sinrazón sólo podía evitarse en febrero. Pero en ese entonces, durante la jornada de reflexión, no se buscó un consenso, la aprobación de todos, sino una mayoría simple.

Nadie podía prever lo que ocurrió después. 

La mayoría simple se consiguió cuando el Caracas cambió de posición y decidió apoyar los puntos. Pero cuando esos cinco vieron el error y quisieron revertirlo, los tres que no lo apoyaron pasaron factura: o todo se revierte o no se revierte nada, y corremos juntos con las consecuencias.

Ahora sabemos que este tipo de decisiones trascendentales requiere de tiempo y consenso. Buscar rápidamente la mayoría simple causó estas heridas y es una gran lección que deja la convención anual.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico