• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El curioso caso de Yoervis Medina

Los Marineros bajaron a Yoervis Medina. Adelantaron el anuncio al terminar el juego del domingo. Y debido a que la actuación del relevista ha sido tan buena, desde su estreno en las Grandes Ligas, en 2013, quisimos abundar en su caso. 

Primero lo primero. Hay razones detrás de la medida. Lo sorprendente de eventos como este es que para algunos analistas nos resulte una sorpresa. Desde la óptica de los occidentales tiene sentido, como lo tuvo, por ejemplo, el despido de Jhoulys Chacín al ser analizado sin pasiones desde la acera de los Rockies.

“La localización y capacidad para ejecutar son importantes”, explicó el manager Lloyd McClendon al Seattle Times. “Está quedándose un poco alto. Tenemos que enderezar algunas cosas y es difícil de arreglarlas aquí, en las mayores. Casi imposible. Tiene que bajar, acomodar un par de asuntos y ya. Pronto estará bien”.

Los Marineros son contendores. Más allá de lo que muestre la tabla de posiciones, este año quieren dar el paso último que les faltó en 2014 y meterse en los playoffs. ¿Por qué no creerlo posible? Tienen mejor equipo que entonces y hace meses quedaron fuera en el último día de la eliminatoria.

Pero este descenso es curioso en verdad. Lo prueba un rato de búsqueda en el motor de la maravillosa página Baseball Reference.

Medina tiene tres temporadas de experiencia en la gran carpa. En ese lapso, ha lanzado arriba 137 innings, con 9,2 ponches y apenas 0,6 jonrones por cada nueve entradas, más 2.47 de efectividad y 131 de efectividad ajustada (esto último subraya su buen rendimiento, pues significa que su actuación entre 2013 y 2015 es 31 por ciento superior a la media de sus colegas, algo brillante y poco común).

¿Cuántos pitchers han puesto esos números en las últimas tres campañas, con al menos 100 episodios recorridos? La lista cabe en un párrafo y es notable, en verdad.

Son 16: Félix Hernández, Clayton Kershaw, José Fernández, Matt Harvey, A.J. Ramos, Trevor Rosenthal, Kenley Jansen, Craig Kimbrel, Kelvin Herrera, Greg Holland, Joaquín Benoit, Aroldis Chapman, Alex Torres, Dellin Betances y Andrew Miller. Ábridores de élite y relevistas de élite. Ah, claro, y Medina.

Entonces, ¿cómo es posible que un miembro de ese exclusivo listado sea enviado a triple A? ¿No podría ayudar más en Seattle que en Tacoma?

McClendon y el gerente general Jack Zduriencik consideran que no. Y hay un detalle, de hecho, que apuntala la creencia, siempre asumiendo que los navegantes están pensando en octubre, o sea, que no quieren dar ni una ventaja a sus rivales..

Si se incluye el promedio de 4,9 bases por bolas que ha entregado en las Grandes Ligas el venezolano, desaparecen 14 de los 16 miembros de la lista. Sólo permanecen Ramos, que es abridor, y él.

No hay peor mal para un relevista que los boletos. A diferencia de los iniciadores, es común que vengan a trabajar con gente en circulación. Cada transferencia eleva exponencialmente el riesgo de permitir carreras. Carreras que no a menudo no serán parte de su efectividad, pero sí dañarán a la novena.

No pasa con frecuencia que alguien con tan buen desempeño global sea bajado por un detalle en apariencia pequeño. Pero McClendon aquí tiene un buen punto.

Lo bueno es que también prometió que el descenso durará poco.


Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico