• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El botín de Margarita y Magallanes

Tres lanzadores entregó La Guaira a Margarita y Magallanes, para obtener a Alberto González y Yoel Hernández. Tres monticulistas, en una liga donde el pitcheo criollo marca la diferencia.

¿Dieron mucho los Tiburones? Buscan ganar ya y eso tiene un precio. Pero esta columna de hoy va dedicada al botín que obtuvieron Bravos y Navegantes.

Kender Villegas y Yorman Landa ahora son de los neoespartanos. Son dos tiradores jóvenes y con futuro real.

Villegas tiene 22 años de edad y su techo, hasta ahora, es clase A avanzada. Puede que no esté listo para la LVBP. Pertenece a San Luis, últimamente ha sido usado como relevista y tiene la doble capacidad de ponchar sin dar muchos boletos.

El caraqueño se mostró por primera vez en la 2011-2012, cuando fue llamado de la paralela para hacer una apertura ocasional. Todavía era visto como abridor, un rol que vale más, en peso específico.

No es poca cosa, sin embargo, un apagafuegos capaz de guillotinar a 8,2 rivales, con 2,8 boletos, por cada 9.0 innings. Que además permite sólo 0,5 jonrones en ese tramo. Tales son sus números de por vida en las menores.

Son excelentes guarismos periféricos. Se entiende a Jorge Velandia, gerente deportivo de los escualos, al decir que echará de menos al derecho.

La afición extrañará más a Landa, por ser más conocido. También era abridor, aunque ha sufrido problemas físicos y últimamente ha estado en el bullpen con Minnesota, en clase A media.

Es menor que Villegas. Acaba de cumplir 21 años. Pese a eso, ha lanzado más en la LVBP y tiene mejor efectividad en las menores, 2.83 contra 3.88 de su compañero.

También es ponchador, con 8,3 abanicados por cada 9.0 entradas y una excelente relación de 0,2 jonrones, aunque preocupa su tendencia al descontrol, con un exceso de 5,4 bases por bolas por cada 9.0 tramos.

Villegas y Landa son buenas brazos, si mantienen la salud a largo plazo. Es un buen botín a cambio de González, un ex grandeliga cuya presencia sirve para apostar al presente. Los insulares, en cambio, apuestan al futuro. Y eso, aunque sea bueno, implica también que la campaña 2015-2016 depende de lo que ya hay disponible en el roster.

La nómina de los Bravos es joven. Cuenta con una generación interesante de muchachos que militan entre triple A y clase A avanzada, pero que no están en su mejor campaña.

El futuro luce mejor ahora con Landa y Villegas. La zafra venidera es un reto, aunque González debería ser sustituible con el grupo de infielders que encabezan Wilfredo Tovar, Edgar Durán y Breyvic Valera.

¿Y Héctor Nelo? Es el botín del Magallanes, a cambio de Hernández. No es tan joven, tiene 28 años de edad, y ya milita en una liga independiente.

La nave salió de Hernández, entre otras cosas, porque pidió ser cambiado. Pero el derecho es agente libre en el norte, lo que puede ser la antesala del fin.

Los Tiburones tratarán de alargar la carrera del ex grandeliga. En cambio, los eléctricos adquieren a un pitcher que poncha, con experiencia reciente como cerrador, que ahora sí necesita el salario en la LVBP y que, en consecuencia, debería regresar a este circuito, luego de ausentarse por ser residente en Estados Unidos.

Hernández dio mucho a los bucaneros. Pero el futuro, no el pasado, determinará el valor de este pacto. Veremos.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico