• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

La apuesta de los Bravos por Daniel Mayora

Algo tiene Daniel Mayora para que, de acuerdo con varias versiones de prensa, al menos la mitad de los equipos de la LVBP haya preguntado por él a los Leones del Caracas.

 

Mayora juega en Italia, ya pasó de los 30 años de edad y no es un especialista del guante. Los insulares, sin embargo, ganaron la subasta, al ofrecerle un infielder más joven a los melenudos, un campocorto con experiencia en las Grandes Ligas.

 

Wilfredo Tovar estuvo presente en el Spring Training de los Mellizos de Minnesota, en marzo. Juega en Triple A. Es, en teoría, una de las primeras piezas a las que echaría mano esa organización, en caso de necesitar ayuda arriba.

 

¿Puede valer más un jugador con esas características, en comparación con otro que ya está fuera del beisbol organizado?

 

Sí, en el papel. Máxime, cuando ese que está en Triple A es especialista del short stop.

 

Pero la gerencia insular no es ingenua. El verdadero valor de un pelotero no se mide por lo que piense una organización de la MLB; vale por lo que puede aportar en la LVBP.

 

Tovar jugó poco con Magallanes, su divisa original, y de nuevo jugó poco con Margarita. Su aporte con el madero ha sido muy discreto: tiene una línea de .228/.269/.301 en Venezuela.

 

¿Que eso puede mejorar? Sin duda. En las menores ha ido subiendo sus números, lentamente. Pero hay un elemento adicional: supuestamente nunca estuvo a sus anchas ni con los Navegantes ni con los Bravos. Y eso quizás justifique el poco tiempo que jugó en cada novena.

 

Ese poco tiempo de acción da razones para el cambio. Para los neoespartanos, no se trataba de una pieza imprescindible. Además, los orientales también tienen a otros defensores del cuadro que aportan defensa. Así que Tovar no era una pieza vital.

 

En ese marco, se entiende la apuesta por Mayora.

 

El varguense es un utility con vocación ofensiva. Tiene disciplina en el plato, lo que ayuda mucho, en lo personal y en lo colectivo, incluso cuando se sufre un slump.

 

Pero está en deuda con su producción de extrabases. Si Mayora no es capaz de sumar batazos de largo metraje, cuando menos tubeyes, su valor es escaso. Para su nuevo elenco, es vital que recupere esta aptitud.

 

Los insulares ya han apostado a esta  fórmula: agregar a un veterano que parece tener sus mejores años a la espalda. Fallaron con José Castillo, no les ha ido bien con Luis Maza, les resultó con Eliézer Alfonzo y aún aguardan por una respuesta de Luis Jiménez.

 

Mayora va a jugar en Nueva Esparta. Allá no tienen gran cantidad de jugadores del cuadro experimentados y el varguense debe reportarse pronto.

 

En ese sentido, ganan con el cambio. Tovar aportó muy poco durante su estadía con el equipo, tienen alternativas para las paradas cortas y el recién llegado estará a bordo desde el primer día, muy posiblemente.

 

A Mayora le toca demostrar que su carrera no está en declive definitivo. Que la falta de extrabases en la campaña 2016-2017 fue un bajón pasajero. Que le queda pelota a los 31 años de edad, a pesar de estar jugando en Europa.

 

El reto le sorprende en un paraje poco dado a los batazos. Castillo sufrió en el Stadium Nueva Esparta. No es un escenario idóneo para subir el slugging, aunque un bateador de callejones puede poner buenos promedios, si choca la pelota de manera consistente.

 

Es posible que Tovar siga en acción después del retiro del Mayora, porque es más joven. Pero en el corto plazo, los Bravos puede sacarle provecho a este cambio.

 

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico