• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Esos agentes libres de la LVBP

Casi 200 peloteros quedaron sin equipo esta semana. Es natural. Los equipos que hacen vida en la LVBP cuentan con más de 900 jugadores en sus nóminas. Mientras la mayoría escala posiciones en las menores o actúa en las Grandes Ligas, otros se reparten por la pelota mundial y postergan el final de su carrera.

En 2014 fueron 251, contando coaches y managers. Esta vez, 190.

En aquella oportunidad fueron dejados en libertad hasta 19 jugadores con experiencia en las mayores. Hubo nombres lustrosos, como Francisco Buttó, el pitcher activo con más juegos salvados en la liga. Tomás Pérez, figura de este beisbol durante más de dos décadas. Juan Rincón, que alguna vez impuso un récord de relevos para criollos en la gran carpa.

 

Muchos consiguieron otra oportunidad. Juan Apodaca fue dado de baja por las Águilas y terminó siendo protagonista con Magallanes. Gustavo Molina se sumó a los Tigres, que después lo enviaron a los Navegantes y disputó la final contra quienes le dejaron ir, los Caribes.

Tomasito consiguió trabajo con Anzoátegui. Su aporte como jugador de todos los días fue crucial en el inicio de la zafra. Luego pasó al rol de utility y terminó logrando su hit 1.000 en el circuito, un logro que hace de él un candidato a nuestro Salón de la Fama.

Pérez ya está en el retiro. Colgó los spikes, después de su hazaña. Quiere desarrollar una carrera como coach. También Guillermo Rodríguez y Horacio Estrada, por más que el primero trató de alargar su camino con los Tiburones.

Luis Ugueto logró interesar a las Águilas. Hoy volvió a quedar en libertad, como hace un año fue dejado ir por los Cardenales. Pero en la 2014-2015 fue de mucha utilidad a los zulianos.

Rainer Olmedo también fue llamado por los rapaces. Venía de jugar en triple A, así que sorprendió en parte la decisión de los Tigres.

Jean Carlos Boscán fue otro caso así. Estaba activo en las menores, de hecho aún lo está, y los Bravos le plantearon regresar a la isla. Sigue en la nómina de Margarita para esta temporada.

También Reegie Corona fue una historia parecida. Tal vez pueda ser el caso más rescatable. Se sumó al Zulia, fue el máximo impulsador de esa divisa, regresó a la Liga del Atlántico, un circuito independiente, y su buen bateo le dio un chance en las granjas de los Nacionales.

Corona bateó para .331/.386/.455 con el Long Island, ante de firmar con Washington y ligar para .337/.439/.494.

Puede que el camarero sea el pelotero con más futuro en el campo profesional entre los 251 que quedaron en libertad antes del torneo pasado. Tiene 28 años de edad. Se han visto casos de jugadores que regresan al beisbol organizado e incluso logran el ansiado debut en las mayores después de cumplidos los 30.

Pero no son muchos más. De aquel cuarto de millar de septiembre pasado, la mayoría parece haber terminado en el campo profesional.

Corona, Apodaca, tal vez Boscán. A eso se remite la lista. Rincón todavía no anuncia su retiro, pero tampoco ha encontrado trabajo aquí o en las menores.

Ya habrá tiempo de evaluar el grupo dejado libre esta semana. Varios de sus integrantes prueban en nuevos uniformes, como Yorman Bazardo, Carlos Monasterios y Darwin Cubillán.

Ellos, como Miguel Cabrera o Félix Hernández, dirán adiós algún día. Es la ley de la vida. Es la ley del beisbol.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico