• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Willson Contreras y otros grandes estrenos

¿Recuerdan el debut de Wilson Álvarez con los Medias Blancas? El 11 de agosto de 1991 lanzó un juego sin hits ni carreras contra los Orioles, para entrar a la historia como el primer venezolano con un no-hitter en las Grandes Ligas.

Pero ese no fue el estreno del zuliano en las mayores. Como muchos tendrán presente, el verdadero estreno de Álvarez en la MLB sucedió dos años antes, en 1989, sólo que esa vez no sacó ni un out, camino a una apertura desastrosa, en la que se enfrentó a cinco hombres, le dieron dos jonrones, pasó a otros dos por bolas y le conectaron un sencillo, antes de ser devuelto a las menores.

Tampoco debutó Willson Contreras el domingo, pero igual hizo historia. Porque fue su primer turno y dio su primer cuadrangular. Ya el viernes había actuado a la defensiva, como para irse aclimatando. Vaya tino el de su manager Joe Maddon.

Quizás Contreras sea un predestinado. Así lo recibió el Wrigley Field, con una ovación de pie el viernes y nuevamente el domingo, al ser anunciado por el sonido interno. Y ya vimos el escándalo que se armó después.

¿Cómo no gritar, al ver que un novato bota la pelota del parque en su primer viaje al plato, ante el primer pitcheo que recibe y, para más, como emergente? Que lo hayan hecho sólo tres jugadores en los 130 años de historia que tiene la gran carpa habla del talante de su hazaña.

Alex Cabrera también la sacó en su primer turno, el 26 de junio de 2000. Fue otro estreno clamoroso y muy esperado. Poco después, dice el Reporte Mitchell, llegó al estadio de los D’backs un paquete a su nombre con inyectadoras y varias vías contentivas de esteroides. Después de eso, Arizona vendió su contrato al Japón.

También Gerardo Parra abrió las puertas de las Grandes Ligas con un patadón, dejándolas de par en par, también con un vuelacercas en su primer viaje. Pero probablemente no haya debuts más ruidosos que los de Miguel Cabrera y Carlos Pérez..

Lo de Cabrera fue precisamente un 20 de junio, hace 13 años. Era una noche discreta para el súper prospecto, apenas un veinteañero por esa fecha. Había fallado en cuatro turnos. Pero si alguien es un predestinado en la legión venezolana, ese es el aragüeño.

El nativo de Maracay fue a batear en la parte baja del undécimo inning, con un out, corredor en segunda y Al Levine sobre la lomita por los Mantarrayas. La historia llamaba al novato. Y el novato respondió.

Cabrera hizo swing al primer envío de Levine. La pelota todavía no cae.

Jamás un venezolano había decidido con un cuadrangular en su primer partido en las mayores, dejando en el terreno a los contrarios.

Pérez lo hizo en 2015, el 5 de mayo, contra los Marineros, en Anaheim. Cuando fue a batear en la baja del noveno, contra Dominic Leone, tampoco esperó muchos pitcheos: en cuenta de un strike, pescó la bola y la envió al otro lado de la barda, por el left.

Inolvidable el júbilo del receptor de los Ángeles. Después de todo, que se tenga registro, eso sólo ha ocurrido cuatro veces (incluyendo a Cabrera) desde que la MLB nació en 1876: vuelacercas para dejar en el campo al equipo contrario, en su  juego de estreno.

A eso sí que se le llama debutar en grande.

Los scouts dicen que Contreras es un predestinado. Si así resulta, habrá escrito un estupendo inicio en su leyenda.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico