• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Salvador vs. Alcides y tres polémicas más

¿Quién debió ser el Jugador Más Valioso de la Serie Mundial? ¿Salvador Pérez o Alcides Escobar? El primero lo ganó, pero el segundo tenía una legión de entusiastas por detrás. 

¿Fue justa la selección? Pues sí. Y mucho. Tanto, que no debería haber discusión.

Escobar golpeó 23 hits en la postemporada y logró 15 juegos consecutivos con al menos un imparable. Con eso, superó récords impuestos nada menos que por Derek Jeter y Manny Ramírez. Aplausos. 

El punto está en que ese despliegue ocurrió entre la Serie Divisional y la Serie Mundial, con énfasis en la Serie de Campeonato, en la que, en efecto, resultó el elegido para el premio. Esto causó el espejismo.

En el tope entre los Reales y los Mets, en esos cinco juegos, la diferencia fue abrumadora. El receptor dejó una línea de .364/.391/.455 contra apenas .231/.231/.462 del campocorto.

Pérez superó en casi todo a su compatriota.  

Podría evaluarse la defensiva como un factor crucial, pero si bien Escobar fue un campocorto de brillo, coadyuvante del éxito de los monarcas, Pérez  lo fue tanto o más como receptor.

¿Injusticia? Ninguna. El de La Sabana quizás haya sido el Más Valioso de toda la postemporada, pero el valenciano fue, con creces, el mejor en la Serie Mundial.

¿Y debió Terry Collins llevarse a Matt Harvey? ¿Botó el chance de alargar el tope, al no traer a su cerrador Jeurys Familia para el noveno inning?

Esta respuesta es de más difícil solución. Todo pasa por la especulación de creer o no que Familia iba a hacer el trabajo o que iba a fallar, como falló Harvey en proteger la pequeña ventaja de Nueva York.

El as de los metropolitanos no tenía por qué salir para ese episodio. Viene de una cirugía Tommy John que le convirtió en un pitcher de seis o siete episodios en 2015. Era de pensar que el riesgo de quedarse sin gasolina existía y era claro.

Pero ojo, Familia fue un brillante cerrador, especialmente entre julio y octubre, lapso en el que no falló una ocasión, solamente para desperdiciar sus tres últimos tres intentos de salvar en plena Serie Mundial.

¿Cansancio de Harvey? ¿Presión para un joven cerrojo? ¿Casualidad? Quizás cualquiera, quizás las tres, porque al final, un tiro bueno de Lucas Duda al home y Eric Hosmer habría sido out de calle, lo que nos tendría esperando el sexto juego.

Esa es otra media verdad o media mentira de esta Serie Mundial: la carrera de Hosmer es prueba de la superior manera de correr las bases de los Reales, lo que precipitó su triunfo. Sí y no. Hosmer tuvo un impulso y un golpe de buena fortuna, porque de tirar bien Duda, habría sido reventado con facilidad.

Queda otra afirmación debatible, antes de terminar: Kansas City logró la sorpresa y en el beisbol es tonto predecir.

Esperen, ¿de veras? ¿Sorpresa?

Los monarcas fueron el equipo con mejores números ante rectas de 95 millas por hora en 2015. Ya eso era un aviso. Y justo antes de comenzar, Jayson Stark mostró en ESPN.com un dato revelador, relacionado con aquel: en 15 presentaciones contra los ases Chris Sale, Cory Kluber, Félix Hernández, Sonny Gray, Chris Archer, Jake Arrieta, Gerrit Cole, Johnny Cueto y David Price dejaron marca de 14-1.

¿Sorpresa? Quizás otras veces. Aquí, en cambio, parece claro que sucedió lo que tenía que pasar.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico