• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Nuestro Salón de la Fama

Es una iniciativa conmovedora. Fue el sueño de un muchacho que vivió el beisbol como la gran pasión de una corta, pero perdurable existencia. Es el Salón de la Fama y Museo del Beisbol en Venezuela.

Está ubicado en Valencia, y usted, querido lector, lectora, tiene que visitarlo, si no lo conoce todavía. Es pequeño, sí, más chico que el legado centenario de quienes hicieron de los diamantes el pasatiempo nacional. Pero recoge con amoroso cuidado esa herencia, desde que los padres de Carlos Daniel Cárdenas Lares lograron perpetuar el anhelo del hijo inolvidable en esta iniciativa sin par.

Ha sido un proyecto hermoso y difícil. No abundan los recursos económicos en los países en crisis. Aun así, nunca han faltado las exposiciones ni ha dejado de nutrirse ese pabellón de inmortales que rinde homenaje a los protagonistas de nuestra pelota.

Luego de 13 años, esta iniciativa, sostenida en buena parte por la entrega de quienes han sido parte de ella, comienza una nueva etapa, con la alianza anunciada ayer entre la Fundación Carlos Cárdenas y la Liga Venezolana de Beisbol Profesional.

No puede haber una unión más natural. Tras la evolución que ha vivido la LVBP, creciendo hasta convertirse en un pujante espectáculo, que trasciende lo que ocurre cada noche con el discurrir de 27 outs, se demuestran la madurez de nuestro circuito y la conciencia histórica de sus integrantes.

Estupenda la iniciativa, estupenda la alianza y estupendos hombres de beisbol los que se incorporan a su directiva o la auspician desde afuera: Oscar Prieto Párraga, presidente de la LVBP; Juan José Ávila y David Concepción, nuevos presidente y vicepresidente del Museo; Hilda Cárdenas, Mauricio Correa, Humberto Oropeza y Giuseppe Palmisano; integrantes de la asamblea general; Rosario Anzola Delgado, que sigue como gerente.

Ahora que comienza una etapa con mayor apoyo y músculo financiero, ahora que el beisbol profesional se casa con un proyecto que le resulta muy suyo, es tiempo de emprender una iniciativa que haga mayor justicia con los héroes de nuestro deporte favorito, muchos de los cuales esperan por el momento de su merecida entronización.

Son tantos los peloteros, managers, coaches, directivos, propietarios, umpires, anotadores y periodistas legendarios, ausentes en Valencia; tantos los que dejaron huella profunda en el siglo pasado, todavía postergados y hasta fallecidos, que la ocasión ofrece una oportunidad única para saldar las cuentas.

Expliquemos mejor la propuesta: el comité histórico ha tenido la ingrata tarea de evaluar casi 100 años de beisbol para elegir un pelotero al año, y un dirigente o comunicador cada dos años. Ha sido imposible poner al día la cuenta, a ese ritmo. Muchos ya murieron, pero igual merecen el homenaje. Otros siguen con vida y merecen todavía más ser testigos de su propia consagración.

No será tan complicado, ahora que la LVBP se suma al proyecto, que el comité histórico elija, al menos esta vez, a 20 o 30 personalidades imprescindibles y otros tantos jugadores que hicieron los méritos y que permanecen fuera, al ser tan estrecho el embudo seleccionador.

Oscar Prieto Ortiz, el Negro, fue víctima de esa demora, hasta que finalmente fue exaltado. Muchos otros como él aguardan.

Que siga creciendo nuestro pasatiempo favorito. Que siga creciendo nuestro Salón de la Fama y Museo del Beisbol.


Twitter: @IgnacioSerrano | www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico