• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Renyel Pinto y los riesgos de ir al mercado

No es la primera vez que ocurre. Ya en el pasado, equipos de la LVBP han dejado en libertad a peloteros que desean mantener, una paradoja que tiene explicación: renegociar un contrato con menor sueldo, en la idea de que una o varias malas temporadas consecutivas permiten a una gerencia jugar desde una posición de fuerza.

 

No es la primera vez que ocurre que el jugador se rebela y consigue mejor trato en otra divisa.

 

El mercado de los agentes libres tiene doble filo para peloteros o clubes. Renyel Pinto acaba de recordárselo a los Tiburones.

 

Pinto llegó a La Guaira en el cambio por Oscar Salazar. Dos años antes, había ganado el premio Carrao Bracho al Pitcher del Año, con Anzoátegui. Ya no estaba en las Grandes Ligas, pero tenía un contrato importante.

 

Su estreno con los escualos no fue bueno. Por segunda campaña en fila, cerró sobre 5..00 de efectividad. Tampoco le fue bien en México, donde quedó en libertad. ¿Cómo no entender a los litoralenses, que pensaron en reestructurar su pacto con el zurdo?

 

Recordemos las particulares y en cierto modo injustas condiciones que atan a un jugador con su escuadra en la LVBP: así como antes en las mayores y en otros deportes profesionales, los beisbolistas criollos no tienen derecho a renunciar y negociar libremente con un nuevo empleador. O aceptan lo que les ofrecen o se marchan a casa, sin cobrar.

 

Esto ha cambiado en casi todo el planeta, salvo en las ligas invernales. Aquí aún existe la cláusula de reserva, que para algunos es necesaria, a fin de evitar la quiebra de los equipos pequeños, y para otros es una moderna esclavitud.

 

Pinto, como agente libre, tuvo la oportunidad de hacer lo que no podía cuando era reserva de los guairistas: escuchar ofertas y escoger la mejor. Sí, su pasado reciente no es auspicioso, pero aún es relativamente joven, con 32 años de edad, y es zurdo.

 

Dos anécdotas deliciosas explican la importancia de eso último. La primera la cuenta Humberto Acosta, maestro y mentor de este columnista. Cuando Juan Carlos Pulido cayó en un bajón, después de su primera pasantía por la gran carpa, dijo un scout: “Yo no cruzaría una calle para ver lanzar a Pulido. Pero es zurdo”.. Otro buscador de talentos le comentó un día a Alexander Mendoza, admirado colega: “Si es zurdo y respira, me interesa”.

 

Hay más derechos que zurdos en el planeta. Por lo tanto, hay más derechos que zurdos en los diamantes. Un serpentinero de la mano equivocada es una rareza necesaria. Y si tira strikes, es una rareza soñada.

 

Varias divisas entraron en contacto con Pinto. Lleva semanas trabajando en su condicionamiento físico. No hay razón para no creer que, con una mejor preparación y en otro ambiente, pueda rebotar y reverdecer sus hoy resecos lauros.

 

El alto mando de los Tiburones esperaba conservar al mirandino, así como a Gustavo Chacín y Sergio Escalona, también siniestros. Chacín ha venido declinando, en parte por las lesiones, y Escalona está en la fase final de su recuperación, tras una cirugía. Es muy plausible que alguno de los tres pueda revivir y se convierta en una ayuda importante hacia los playoffs.

 

Ya ha pasado antes. Richard Garcés iba de salida cuando firmó con el Magallanes y respondió con algunas de sus más sólidas cosechas. Su ex compañero Alex Núñez recuerda cómo ese Garcés redivivo era capaz de poncharlo, incluso avisándole el tipo de pitcheo que le iba a hacer.

 

La dinastía de Aragua se apoyó sobre algunos jugadores dejados en libertad por otras novenas. Alex Delgado, por ejemplo. Raúl Chávez, también.

 

Quizás Pinto vuelva a ser figura, quizás no. Tal vez lo sea Reegie Corona o Erold Andrus, a quien varios conjuntos cortejan. Pero este caso es una buena muestra de ese ajedrez que a menudo las gerencias deben jugar en la LVBP.

 

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico