• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

El Panda de oro

¿Qué le falta a Venezuela para completar un lineup dorado en las Grandes Ligas?

Un tercera base.

La alineación defensiva ideal de la expedición nacional bien puede salir del cuadro de honor histórico que recoge la premiación del Guante de Oro.

Johan Santana (2007) es el lanzador.

Salvador Pérez (2013) es el receptor.

Andrés Galarraga (1989-1990) es el inicialista.

Jesús Marcano Trillo (1979, 1981-1982) es el camarero.

Luis Aparicio (1958-1962, 1964, 1966, 1968, 1970) es el campocorto. Bien podría alegarse que el torpedero, porque posee más galardones, debería ser Omar Vizquel, pero mejor esperemos por la entrada de éste a Cooperstown, antes de desplazar a nuestro único inmortal en la MLB.

Carlos González (2010, 2012-2013) es el jardinero izquierdo.

Franklin Gutiérrez (2010) es el jardinero central.

Gerardo Parra (2011-2013) es el jardinero derecho.

Sobran candidatos para varias posiciones. Víctor Davalillo (1964) podría ser el center y Bob Abreu (2005) el right. David Concepción (1974-1977, 1979) podría estar en las paradas cortas, pero también Vizquel, Oswaldo Guillén (1990) o César Izturis (2004).

Todos ellos han ganado guantes de oro. Pero aún falta un custodio de la antesala para completar el equipo ideal.

Edgardo Alfonzo no lo consiguió, a pesar de su sólida defensa. Miguel Cabrera hizo lo que pudo cuando le tocó jugar allí. Los años han pasado sin que aparezca ese último ganador.

Pero quizás haya llegado el momento de completar la casilla vacía. Puede que haya llegado el momento de Pablo Sandoval.

El Panda es finalista este año en la Liga Nacional. Ya lo fue en 2011, cuando perdió el reconocimiento ante Plácido Polanco.

Esta vez compite con Nolan Arenado, de los Rockies, y Juan Uribe, de los Dodgers. Y no hay modo de predecir su victoria o su derrota. Entre muchos premios subjetivos, quizás este sea el más subjetivo de todos.

El 75 por ciento de la votación corresponde a los managers y coaches. El 25 por ciento restante corresponde a un grupo de analistas sabermétricos. Los primeros a veces han decidido más por fama que por los hechos; los segundos todavía debaten cuál es el modo más preciso de medir la defensa.

Hay señales favorables para Sandoval, más allá del engañoso promedio de fildeo (engañoso, porque un jugador que intervenga en 600 jugadas, cometiendo 10 errores, tiene peor promedio de fildeo que uno con 500 chances y 5 errores. Noten la paradoja, pues el primero superó al último por 90 outs, ayudando muchas veces más a su equipo).

El Panda se ha convertido en sujeto de elogios por su forma de atrapar pelotas en la esquina caliente. Aunque no es de contextura delgada, ha incrementado su agilidad hacia ambas manos y atacando la pelota.

Cometió 11 errores y su factor de alcance (el número de chances por cada nueve innings) fue de 2.64, mejor que el promedio de la liga (2.46).

Su porcentaje de fildeo, si interesa, también superó la media de sus colegas (.971 vs .962, a pesar de intervenir por lo general en más jugadas) y su dominio de la zona que cubre, relativamente determinado por el UZR, lo pone sólo por detrás de Arenado, Todd Frazier y Anthony Rendon.

Los últimos dos no están nominados. La lucha es con Arenado y Uribe.

Sólo un antesalista necesita Venezuela para completar un lineup dorado. Dentro de dos semanas sabremos si ese tercera base es Sandoval.

 

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico