• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Manager criollo o manager importado?

Octubre marcará una rareza en nuestra pelota. Por primera vez en más de una década, tres pilotos venezolanos de indudable trayectoria estarán sin empleo y sin timón.

 

Alfredo Pedrique, Luis Dorante y Carlos Subero han estado varias veces sin equipo aquí, pero nunca había ocurrido la coincidencia de que los tres, de manera simultánea, coincidieran en sus casas, en pleno inicio de la LVBP.

 

Puede que sea casualidad. Varias divisas han apostado a pilotos nacionales, como Magallanes, con Carlos García, y Zulia, con Eduardo Pérez.

 

Aragua ha insistido en dar como definitivo el contrato de Álvaro Espinoza, a pesar de que el ex campocorto señala que quedan partes del acuerdo por definir.

 

Margarita perdió la duda inicial y se decidió por Henry Blanco, un debutante que promete larga carrera.

 

Anzoátegui mantiene a Omar López como uno de sus dos candidatos a tomar las riendas. Caracas consideró la opción de Pedrique y Omar Vizquel, antes de repasar nombres foráneos.

 

Sólo La Guaira, con Buddy Bailey, y Lara, que supuestamente se debate entre Mike Guerrero y un dirigente veterano nacido fuera del país, han enfilado sus baterías directamente al extranjero.

 

Pero Bailey no es un estadounidense cualquiera. Lleva 12 años en la liga, tiene casa y afectos en Maracay, y en una incomparable entrevista que una vez le hiciera el periodista Rafael Tejera, contó que su sueño, tras el retiro, es poder ir al estadio José Pérez Colmenares, sentarse entre la gente, tomar cerveza y ver beisbol, como un aficionado más.

 

Así que octubre traerá la rareza de no tener a Pedrique, Dorante o Subero con divisa alguna, en medio del auge de mandamases del patio.

 

¿Y es conveniente apelar a los venezolanos? ¿Qué resulta mejor: un manager criollo o uno importado?

 

Los tiempos recientes sugieren que lo segundo. Con el aporte decisivo de Bailey, los forasteros han cargado con 11 de las últimas 14 coronas, contando a partir de enero de 2000.

 

Bailey tiene seis en ese lapso y es acompañado por Hudgens, el dominicano Julio Franco, Mark Bombard, Nick Leyva y Phil Regan, con uno por cabeza.

 

La contraparte está en Subero, García y Luis Sojo, que han cargado con los tres cetros restantes.

 

¿Entonces? ¿Son los importados mejores que los criollos?

 

Los Leones decidieron que sí, debido a una circunstancia muy especial: la rebelión contra Carlos Hernández en la temporada 2007-2008, que terminó con la baja de Hernández y del capitán Blanco.

 

Luis Ávila, presidente de los melenudos, supuso entonces que era preferible contar con una figura ajena al clubhouse, sin amistades ni conocimiento previo. Fue cuando contrató a Frank Kremblas, antecesor de Hudgens.

 

Rafael Rodríguez Rendón, presidente de los Tigres durante una década, prefirió también a un extranjero, sobre la misma base: la rebelión de aquel díscolo grupo que en plena final de 2002 pidió la renuncia de Bill Plummer, por entonces timonel de los aragüeños.

 

Rodríguez Rendón siempre sostuvo en privado que, en caso de no repetir a Bailey, buscaría otro dirigente nacido allende las fronteras. El caso es que entre los felinos de la capital y los del centro, han logrado 8 de los últimos 11 títulos en disputa.

 

Toda esta estadística, sin embargo, está matizada por el insólito recorrido de Bailey, el manager más exitoso de la LVBP en el último medio siglo y el único que ha podido ponerse a tiro de los siete campeonatos logrados por el cubano Regino Otero.

 

Un recorrido a la década de los 90 parece ser la prueba de ello: entre las justas 1990-1991 y 1998-1999 hubo siete coronas para los venezolanos (conquistadas por Domingo Carrasquel, Pompeyo Davalillo, Gregorio Machado y Omar Malavé) contra apenas dos para los extranjeros (logradas por Tim Tolman y John Tamargo).

 

Así que la pregunta sigue sin respuesta: ¿es mejor un manager criollo o uno importado?

 

La tendencia para la venidera temporada es hacia los nativos. Es lógico. Decenas de técnicos del patio se forman en las menores y varios trabajan en las grandes ligas. Ya veremos en enero qué pasaporte tiene el ganador.

 

Lo raro es que, pese a esa tendencia, la que viene probablemente será la primera justa desde la 1998-1999 en la que no estará a cargo uno de estos tres estrategas de probada trayectoria: Pedrique, Dorante o Subero.

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

 
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico