• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Eugenio Suárez y Hernán Pérez, ¿la solución para Detroit?

Jon Morosi, analista de FOX Sports radicado en Detroit, tradicionalista impenitente y usualmente bien informado por sus fuentes, aseguró esta semana, en plena transmisión de la serie entre los Tigres y los Reales, que los felinos “están contento con lo que han visto de Eugenio Suárez”.

 

Casi con desparpajo, Morosi agregó de inmediato: “No está claro que los Tigres vayan a buscar un campocorto en  el mercado de cambios del 31 de julio. No sólo están contentos con lo que ha hecho Suárez; también están muy al tanto de lo que está haciendo Hernán Pérez en triple A”.

 

Ha sido una larga búsqueda. Desde marzo, el gerente general y presidente ejecutivo de la divisa, Dave Dombrowski, se trajo a dos infielders en otros tantos cambios con Anaheim y Baltimore, y subió de las menores a un tercero.

 

Suárez es la cuarta opción, ante la lesión por el resto de la campaña que sufrió el cubano José Iglesias. Pérez aguarda en triple A, ante la perspectiva de convertirse en el plan E.

 

¿Hay otras alternativas? ¿Realmente cuentan con la joven dupla de venezolanos en la Ciudad del Motor?

 

Hay motivos para la duda. Los bengalíes son favoritos para meterse en los playoffs y no siempre una novena se aventura en esas aguas con un novato como shortstop.

 

El reciente patinazo, que incluyó tres derrotas en la serie de cuatro juegos contra los Reales, esta semana, añadió combustible al incendio. No de balde contaba Omar Vizquel, coach de los felinos, que por estos días todo es preocupación y reiteración de mítines en la cueva de los rayados.

 

Pero, claro, estando ya en junio, cabe hacer otra pregunta: ¿es factible añadir un campocorto? ¿Hay torpederos disponibles en el mercado?

 

Stephen Drew era agente libre, hasta que los Medias Rojas, en un trance semejante, optaron por contratarlo y mover a la antesala al prospecto Xander Bogaerts.

 

Sin torpederos con experiencia en libertad, queda pensar en el otro mercado: el de cambios. Se acerca el 31 de julio, la fecha tope para traspasar peloteros sin recurrir a la tramposa vía del waivers.

 

No hay muchos paracortos disponibles allí afuera. Pero es posible que sí exista oferta.

 

Los Indios se debaten entre la idea de preservar a Asdrúbal Cabrera hasta octubre o entregarle la posición a Francisco Lindor. El prospecto está casi listo para subir a las mayores.

 

¿Vale la pena el riesgo de asumir la recta final con un inexperto en las paradas cortas o será mejor esperar al spring training? Es la misma pregunta que se hacen los aborígenes. En la respuesta está el futuro de Cabrera y la posible alternativa para alguien que busque ayuda en la posición.

 

Los Cachorros están en un trance semejante. Javier Báez viene empujando en la granja y tiene un futuro grande, según los scouts. Chicago no compite por un lugar en los playoffs, por lo que aquí la duda es otra: ¿de quién salir?

 

Starling Castro es el torpedero de los oseznos hoy. También es uno de sus integrantes jóvenes, buen bateador y parte de ese futuro que tratan de construir. Tampoco está claro que quieran salir del camarero Darwin Barney, para convertir a Báez en intermedista.

 

Los Cachorros deberán resolver por su cuenta ese problema. Parece que no serán de ayuda aquí.

 

Quedan opciones menores, como Ryan Franklin. Fue el short en Seattle el año pasado, pero perdió su lugar con el ascenso de Brad Miller. ¿Habrá pensado Dombrowski en él?

 

Franklin y otros casos similares son menos atractivos, porque recuerdan lo sucedido en el último spring training, cuando la búsqueda de un plan B terminó en los infortunados experimentos de Alex González, Danny Worth y Andrew Romine.

 

Así que todo parece reducirse a Suárez, que se abrió paso a batazos desde doble A, y Pérez, con algo más de experiencia que su compatriota, aunque actualmente en triple A.

 

Morosi habló con sus fuentes hace unos pocos días, cuando Suárez tenía .400 de average y recibía aplausos desde todos los frentes. Pero en el beisbol hay altos y bajos. El novato ha dado 3 hits en sus últimos 19 turnos. Por ahora parece estar seguro en la posición, pero su tiempo de juego dependerá de él.

 

Pérez quizá sea la última opción. Batea para .273 con .703 de OPS en triple A y tiene la consideración de la oficina. También es inexperto, una característica negativa, ya está visto, cuando se pelea un cupo en los playoffs.

 

Dombrowski no tiene muchas alternativas. Si Iglesias estuviera en capacidad de volver este mismo año, la solución llegaría en agosto o septiembre. Pero no es el caso.

 

El gerente general de los Tigres ha dado múltiples muestras de creatividad y audacia. Así consiguió a Miguel Cabrera, firmó a Prince Fielder, adquirió a Ian Kinsler o Max Scherzer.

 

Mientras Dombrowski se las ingenia, Suárez y Pérez tienen la a menudo improbable oportunidad de ser el shortstop de un club contendor, con el mejor de los mastros, Vizquel, como instructor personal.

 

Ojalá disfruten el viaje.

 

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico