• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

¿Eliminar el round robin?

Apuntes sobre la convención anual del beisbol profesional (y IV)
 
Comienza la convención anual del beisbol venezolano. Que empiecen las noticias.
 
Los viejos temas de interés no coparán la atención de dirigentes, medios y aficionados entre miércoles y viernes, el tiempo en el que discurrirá la reunión.
 
Sí, la fanaticada aún quiere saber si algún día habrá expansión y los pasillos del cónclave suelen ofrecer un lugar discreto donde fraguar algún cambio de peloteros.
 
Lo segundo quizás ocurra. Varias escuadras han avisado que viajaron con la curiosidad de preguntar qué tienen disponible sus socios y rivales. Pero casi nunca hay resultados inmediatos; el contacto, a menudo, es sólo el inicio de una negociación, que a veces se concreta y otras veces no.
 
¿Lo primero? Imposible. Con una situación económica como la actual, con equipos que todavía tienen números rojos, especialmente al oriente del país, es irrealizable el anhelado proyecto de aumentar el circuito a 10 clubes.
 
Parece haberse enfriado el rumor de hace meses, sobre una mudanza o venta de alguno de los conjuntos. Quizás haya sido únicamente eso: un rumor.
 
Así que la noticia estará en saber qué modificaciones proponen los ejecutivos participantes al código de ética que presentará Humberto Angrisano, vicepresidente de la LVBP, y cómo queda, en definitiva, la normativa que dictará sanciones, multas y suspensiones a jugadores, umpires, directivos y equipos.
 
Algunas novenas prefieren poner una vara baja en el listado de posibles amonestaciones, al menos para comenzar, pero contra la violencia en el terreno no son criticables medidas duras.
 
La violencia fuera del diamante también es asunto capital. ¿Qué propuesta se discutirá en Porlamar, tomando en consideración los sucesos recientes?
 
El beisbol sigue siendo nuestro pasatiempo nacional y en muchos modos se mantiene como el lugar apacible y entrañable donde los venezolanos nos refugiamos de la áspera realidad que nos ha tocado en este inicio de siglo. Pero hay señales que tienen que oírse y pasos que deben darse, para evitar que eso se pierda.
 
Las últimas dos finales han estado marcadas por gestos inamistosos entre el alto mando de los participantes, nada menos, y hemos sido testigos de actos agresivos desde las tribunas, acciones y gestos que, al tratar de ser reprimidas, han sido respaldados por el colectivo allí presente.
 
Nadie sabe cómo comenzaron las barras bravas argentinas y la brutalidad de los hooligans ingleses, pero sería temerario creer que se puede seguir tratando estos casos de la forma en que han sido tratados hasta ahora.
 
Hoy, más que nunca, urge una política coordinada por la liga y en la que participen todos: equipos, medios y afición, a fin de impulsar una campaña de valores que saque lo mejor de nosotros, como amantes del deporte y ciudadanos.
 
Ese aporte de ciudadanía también puede hacerse a través de la reglamentación antidoping que se decida en Margarita. Que los infractores en otros circuitos también paguen aquí, sí, pero que paguen con clínicas y trabajo comunitario en pro del beisbol menor y en contra del consumo de sustancias prohibidas y la trampa. Todos creceremos con medidas así.
 
¿Realizarán exámenes anti dopaje por sorpresa? Es lo deseable.
 
¿Tendrá la final un calendario que le permita tener dos días de descanso? Es lo necesario, aunque con el formato actual se complica, debido a la vecindad de la Serie de Caribe.
 
¿Se mantendrá el roster semanal, a pesar de la reticencia de unos pocos? Es lo más probable.
 
¿Organizará la LVBP el Juego de Estrellas, que en realidad corresponde a la casi inexistente Asociación de Peloteros, y tendrá carácter internacional? Lo primero, muy posiblemente sí; lo segundo, ya se vio en diciembre, luce imposible en la situación actual de nuestra Venezuela, aunque en la liga ya manejan alternativas.
 
¿Desaparecerá la semifinal todos contra todos? Es difícil, aunque no imposible.
 
Esa última propuesta se analizará en Margarita, sin duda, y aunque un formato que premie a un “mejor perdedor” tiene amigos y adversarios, hay aspectos de ese proyecto que lucen interesantes, como el ejemplo mexicano de dividir en dos la ronda eliminatoria.
 
La convención anual ha comenzado. Que empiecen también las noticias.

@IgnacioSerrano
www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico