• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Dopaje, LVBP y las tareas por hacer

La decisión que el ministerio del Deporte anunció este viernes a la Liga Venezolana de Beisbol Profesional, respecto a retomar los exámenes antidóping en nuestros estadios a partir del martes, es sin duda una buena noticia, pero representa solo un paso en el largo camino de la lucha contra el uso de sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento deportivo en la LVBP.
 
Era un buen augurio que una atleta de alta competencia, la esgrimista Alejandra Benítez, estuviera al frente del despacho que vela por la actividad deportiva en nuestro país.
 
En el beisbol, a contramano de casi todo el deporte organizado, existe una visión laxa en este tema. Es común escucharen los diamantes, hoy, razonamientos que navegan entre dos aguas, casi justificando a los infractores y a menudo cerrando los ojos ante las violaciones.
 
En la alta competencia federada, en el movimiento olímpico, el dopaje es visto con gran severidad, por los riesgos de salud que conlleva, por el problema ético que plantea y porque el juego limpio importa, a pesar de que no se trata de un mundo perfecto y de que cada cierto tiempo ocurra un escándalo con atletas emblemáticos, como Lance Armstrong o Marion Jones.
 
Viene el siguiente paso. La ley que rige esta materia y que entregaba al Instituto Nacional de Deportes, antes, y ahora al Ministerio, el liderazgo en la lucha contra el dopaje, no incluye un reglamento de castigos y suspensiones.
 
El caso de Wiklenman González es emblemático: cuando dio positivo en 2005 por consumo de anfetaminas, sustancia muy usada en el pasado por peloteros y otros atletas para conseguir mayor resistencia, el receptor no jugó en el resto de la campaña, perdiendo las últimas semanas.
 
El IND trató su caso con charlas de orientación, como fueron tratados los últimos positivos, incluidos varios por esteroides, descubiertos en esta década y jamás revelados.
 
¿Qué castigos se aplicarán? ¿Se trasladará la sanción al beisbol internacional, según lo que dicte la política existente en las grandes ligas y otros circuitos? ¿Pedirán a los equipos que no usen a los posibles infractores durante dos, tres semanas, o en el resto de la eliminatoria, del campeonato?
 
La ley insta a los circuitos profesionales a diseñar su política antidopaje y establecer el régimen de castigos.
 
Es previsible que un resultado positivo tarde varias semanas en conocerse. La muestra de orina debe viajar a Cuba, Argentina o Canadá, ser examinada allá y sus resultados enviados de vuelta a Venezuela. Es un procedimiento engorroso y largo, pero necesario, pues en nuestro país no hay laboratorios preparados para llevar a cabo este procedimiento.
 
¿Cómo se resguardarán las muestras? ¿Cómo serán trasladadas? ¿Qué garantía tendrán los peloteros de que no serán alteradas, desde que salen del clubhouse hasta que llegan a la clínica especializada?
 
Todos estos aspectos deben aclararse de modo amplio y con detalle. Los jugadores están obligados por la ley a someterse a las pruebas, pero tienen derecho a recibir la garantía de que no serán injustamente señalados por algo que no hayan cometido.
 
Los funcionarios de MinDeporte también deberán estar atentos a la posibilidad de la trampa. Personas vinculadas con nuestro beisbol señalan que en el pasado era común en los camerinos que los novatos o cuidacuartos dieran la muestra de orina que alguna figura no se atrevía a entregar, para que la inocencia de un tercero suplantara la culpabilidad de un pelotero infractor. Esto ha ocurrido en muchos deportes y muchos países, y requiere de especial atención.
 
Es mucho lo que resta por hacer, antes de poner el sistema a andar. Y es de vital importancia que comience de inmediato un proceso de diálogo entre el Ministerio y la LVBP (¿cabría aquí añadir a la casi inexistente Asociaci+on de Peloteros?) que permita llenar las lagunas todavía abiertas.
 
Cuando todo eso ocurra, ganarán la liga, la fanaticada y la historia. La realización de exámenes refrendará los nuevos récords y hazañas, estaremos preservando la salud de los protagonistas del espectáculo y protegeremos la integridad del juego.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico