• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Chris Davis, esteroides y Miguel Cabrera

Esto dicen muchos aficionados venezolanos: que Chris Davis es la nueva versión de Brady Anderson. Flor de un día.

 Que es un toletero con la suerte de disfrutar un buen año. Que es sospechoso de dopaje.

 Los 31 jonrones que dio el inicialista de los Orioles entre abril y junio han evitado que Miguel Cabrera sea el dueño absoluto de las grandes ligas, el triplecoronado reincidente, el indiscutido número uno del bateo.

 Cabrera es líder en una multitud de departamentos ofensivos (anotadas, hits, empujadas, boletos, average, promedio de embasado, OPS y OPS ajustado), pero lo hecho por Davis parece molestar a algunos.

 ¿Será un golpe de suerte? Quizá. ¿Está ayudado por sustancias ilícitas? Es injusto afirmarlo, pero también es un riesgo descartarlo del todo.

 Visto lo que ha sucedido con esto del consumo de sustancias dopantes, lo más prudente es no atacar ni defender a nadie, hasta que se pruebe lo contrario. Sí, suena confuso, pero es lo que nos ha tocado vivir en una época donde las culpas de tantos transgresores crean sombras de duda sobre todos.

 Pero hay un modo de poner en contexto lo hecho por Davis, esteroides aparte.

 ¿Son sus 31 vuelacercas una expresión aislada en su carrera, una especie de Barroso 2, que por primera vez le ha puesto a vivir de los extrabases?

 Así fue con Anderson, aquel jardinero de los Orioles que saltó de 16 cuadrangulares en 1995 a 50 en 1996, a los 32 años de edad, en plena Era de los Esteroides.

 ¿Hay suficientes antecedentes en el camino del líder jonronero de la Liga Americana, como para liberarle de maledicencia?

 Sí, los hay. Y muchos.

 Davis tiene 27 años de edad, es decir, acaba de entrar al momento en que debería producir más.

 Viene de dar 33 bambinazos en 2012, lo que ya le ubicaba como un jonronero.

 Está en su sexta zafra arriba, luego de cuatro incursiones con Texas, que le dejó ir a Baltimore, tras ver que no se consolidaba en las mayores y aparecían nuevos inicialistas en la organización de los Rangers: Justin Smoak, finalmente cambiado a los Marineros, y Mitch Moreland, actual dueño de la posición.

 Con todo y su zigzagueante comienzo, de por vida tiene .509 de slugging, es decir, muy parecido a Carlos González y mejor que Magglio Ordóñez, Andrés Galarraga, Richard Hidalgo y Pablo Sandoval.

 Es una cifra de élite, que se corresponde con lo que hizo en las menores, mientras se desarrollaba como pelotero. El toletero zurdo dejó una línea de .318/.375/.597 en sus seis campañas en las granjas de vigilantes y oropéndolas, es decir, que es un bateador con el potencial de ligar para promedio, embasarse con frecuencia y acumular extrabases.

 Pero he aquí que otras cifras demuestran a las claras que Davis merece estar metido en la carrera en la que está enzarzado con Cabrera.

 En las 1.986 apariciones al plato con que comenzó la semana, el estadounidense promediaba un vuelacerca por cada 18,4 viajes de por vida.

 En las 6.843 que tenía el venezolano al escribir esta columna, su promedio era de uno por cada 19,8 apariciones.

 Lo que sorprende, en todo caso, es que el norteamericano esté bateando .331, lo que está relacionado con su mejor tasa de ponches y la mayor cantidad de bases por bolas que está acumulando. Si está poniendo más pelotas en juego, con su fuerza, es lógico que esté acumulando más bambinazos y mejor average.

 ¿Flor de un día? ¿Producto de sustancias químicas? Imposible decir que sí o que no, sin temor a un error.

 Lo único claro es que Davis no salió de la nada y que tiene suficientes antecedentes como para pensar que su explosión de 2013 es la continuación de un proceso que comenzó cuando era uno de los principales prospectos en Texas.

 Que sirva el despliegue del inicialista para poner en contexto la gran cosecha de Cabrera, que va en camino a ser, quizás, la mejor de toda su carrera.


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico