• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Carlos González y la caza de Bob Abreu

La mejortemporada de Carlos González terminó en julio, poco después del Juego deEstrellas, y tuvo su última gran explosión el día 29.

 

¿Quiénpodía pensar, a la luz de esa exhibición de cinco hits en cinco turnos, que elfinal de la campaña estaba tan cerca para él?

 

El zulianoera el líder en jonrones de la Liga Nacional, con 26. Tenía el mejor sluggingde circuito, con .602, y su OPS de .975 también era el más sobresaliente.

 

Dos basesrobó en aquella jornada, para llegar a 21. Así, completaba una faena: su cuartacosecha consecutiva con por lo menos 20 cuadrangulares y 20 estafas.

 

ÚnicamenteBob Abreu, entre los venezolanos, ha logrado una seguidilla mejor. Entre 1999 y2005, el Comedulce empalmó siete torneos así. Pero hay un detalle: el aragüeñocomenzó su cadena a los 25 años de nacido; CarGo lo hizo un año antes que él.

 

El zuliano haido poniendo números discreta, pero constantemente, a pesar de las lesiones.

 

En abril,llegó a 100 vuelacercas. Entre los criollos, sólo Miguel Cabrera ha tocado aesa cifra con menor edad.

 

En junio,llegó a 100 estafas. Apenas tres de sus compatriotas habían logrado combinar ambascifras, antes que él: Abreu, Andrés Galarraga y David Concepción. Pero elmarabino es quien ha llegado más rápidamente. Se le adelantó al Comedulce porun año, una vez más.

 

González acabade entrar a su mejor momento productivo, que entre los bateadores suele ir de los27 a los 32 años de nacido, poco más o menos.

 

Estatemporada llegará a 900 hits, con golpear 134; se montará en 150 cuadrangulares,con sumar otros 25; y cruzará la raya de las 500 anotadas y 500 empujadas, sise mantiene saludable, pues necesita 52 y 81, respectivamente.

 

A su edad,únicamente Cabrera y Galarraga, epítome del poder criollo, habían llegado alcentenar de bambinazos entre sus compatriotas. Ni siquiera el gran AntonioArmas.

 

Apenas díasdespués de batear de 5-5 ese 29 de julio, el toletero zurdo se lastimó el dedo mediode la mano derecha en un swing.

 

Iba encamino de emular a Armas, Cabrera y Galarraga como líderes en vuelacercas en uncircuito, en medio de su tercera campaña sobre .300 con el madero y la segundacon más de .950 de OPS.

 

Era unacosecha tan buena, que su OPS ajustado de 144 demostraba que su rendimientoestaba 44 por ciento por encima de la media de la liga. Nunca había logrado unacifra tan alta en su carrera.

 

La lesiónimpidió que conquistara varios lideratos y un segundo Bate de Plata. No impidióque le dieran su tercer Guante de Oro.

 

Defensiva,poder, velocidad, contacto. CarGo tiene un poco de todo eso, y el poder delbrazo completa las cinco herramientas, como lo demuestran sus dos justas sobre10 asistencias desde el outfield, incluyendo esas 11 que consiguió en el truncotorneo pasado.

 

Nadiediscute que Cabrera es el mejor bate nativo de todos los tiempos. Pero el tronode Abreu como el más completo, ese capaz de hacer un poco de todo, y hacerlobien, empieza a estar en discusión con el ascenso del marabino.

 

Gonzálezcumplió 28 años de edad en octubre. Todavía busca su primera temporada con 150juegos disputados y 600 turnos al bate, debido a problemas físicos de mayor omenor monta.

 

Tambiénbusca cosas que muy pocos venezolanos han logrado. El 30/30 de Abreu, porejemplo. Es su confesa tarea pendiente.

 

Cabrera erael único de sus compatriotas que reunía 150 tablazos de vuelta completa, 500anotadas y 500 remolques a los 28 años de edad.

 

González estámuy cerca de imitarle, a pesar de que las dolencias físicas, de las que hoy parecerecuperado, cortaron la que hasta el 29 de julio era la mejor zafra de sucarrera.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico