• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

De CarGo a Galarraga

El video que muestra el largo batazo que dio Carlos González el miércoles no permite apreciar en toda su dimensión las características del tablazo. 

La pelota golpea en la enorme pizarra electrónica del Miller Park, en Milkwaukee, lo que ya es una prueba de que fue una conexión descomunal.

El primer reporte refrendó que se trataba de la conexión más lejana para un venezolano este año: 429 pies, dijo la agencia Associated Press. La cifra oficial, publicada por ESPN.com en su Homerun Tracker, fue más allá. Se trató de uno de los más soberbios cuadrangulares que haya conseguido un criollo en la historia de las mayores, con 466 pies.

¿Qué nativo ha dado el vuelacercas más largo? No hay una respuesta indudable. La tecnología necesaria para precisarlo sin margen de error data apenas de la última década.

Desde 2006 es posible encontrar en ESPN.com la recopilación con todos los bambinazos, sus videos y características. Antes de eso, es más difícil. Y algunos historiadores afirman que batazos tenidos como de 500 pies antes de los años 90 fueron elevados de “solamente” 450 pies.

Buscamos por el puro divertimento de satisfacer una curiosidad. Hallamos algunos datos entretenidos.

Mike Trout dio el jonrón más largo en 2014. La pelota recorrió un arco de 489 pies. Y cuatro venezolanos superaron los 450. No lo hicieron Miguel Cabrera, Víctor Martínez ni Pablo Sandoval, sino Luis Valbuena (451), Josmil Pinto (459), Oswaldo Arcia (468) y Avisail García (468).

El Panda sí tuvo el mejor tablazo en 2013, entre sus compatriotas. Lo midieron en 464. CarGo agregó uno de 458 y otro de 454. Cabrera disparó dos de 453..

Diversas fuentes no corroborables citan a Babe Ruth (575), Dave Kingman (630) o Mickey Mantle (643) como los autores de las conexiones más lejanas de todos los tiempos. Jamás sabremos la verdad absoluta.

Quizás tampoco sepamos qué recorrido exacto tuvo el que se estima fue el palazo más soberbio conseguido por un criollo. Lo dio Andrés Galarraga y quedó como el más largo en los anales del Dolphin Stadium de Miami.

Fue un grand slam del Gato, nada menos que contra el as Kevin Brown. Ese 31 de mayo de 1997, todos exhalaron un grito cuando la pizarra puso 579. Poco después, fue recalculado en 529. Nadie la había montado en el último piso de ese parque y nadie volvió a hacerlo después del caraqueño.

González está en búsqueda de un año con salud, que le permita conseguir su primer 30-30. Lo comienza con el palazo más grande que se haya visto en esta la primera semana de acción.

Twitter:@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico