• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Aparicio, Casanova, Garrett e Hildalgo

Uno. Adrian Garrett tenía 33 años de edad y había jugado su último encuentro en las grandes ligas cuando vino a Venezuela por última vez, en 1976.

 

Inicialista y jardinero, respondía al molde de los importados de aquellos años: había disputado ocho temporadas en la gran carpa y cuatro más en la LVBP.

 

La economía de aquella época permitía cosas así. Un bigleaguer promedio podía ganar tanto dinero aquí como en las mayores, por lo que era buen negocio venir a jugar en el Caribe.

 

Defendió al Valencia en la zafra 1966-1967 y a los Tigres entre 1973 y 1976. Su mayor logro fue aquella seguidilla de 28 juegos dando imparables, con la que batió el récord de Teolindo Acosta, “el loquito que inventó el hit”.

 

Aquella cadena, que ha vuelto a ser célebre en estos días, al superarla Juan Rivera, no ocurrió con Aragua, porque Homero Díaz Osuna no quiso repetirlo después de una mala cosecha en la 1975-1976.

 

Oscar “Negro” Prieto aprovechó la ganga y Garrett hizo historia con el Caracas.

 

Fue, hasta ese tiempo, uno de los grandes jonroneros importados en la liga. Sacudió 27 bambinazos en sus cinco años, una cifra únicamente superada por los legendarios Joe Bateman (29), Dave Roberts (30), Cito Gaston (31), Jim Pendleton (33), Brant Alyea (36) y Bob Darwin (40). Nunca más volvió.

 

Firmó con Hiroshima y fue estrella en Japón, donde conseguiría cosechas de 35 y 40 cuadrangulares, antes de retirarse, con 37 años de edad.

 

Dos. Richard Hidalgo dijo adiós hace dos torneos, con el corazón apretado y el cuerpo consumido por lesiones.

 

Todavía viste el uniforme del Magallanes, porque aceptó ser coach, tras 16 campeonatos como jugador. Algún día quizás le ocurra como a Vidal López, Camaleón García u Oswaldo Olivares, y las nuevas generaciones sólo le tengan presente como una referencia nominal en el pasado grande de la divisa.

 

Pero Hidalgo fue un buen bateador. Uno muy bueno. Tan sobresaliente, que pudo haber dejado una huella aún mayor en las grandes ligas, de haber tenido algo más de consistencia.

 

Esa zafra de 2000 con los Astros, en la que sacudió 44 jonrones, se mantiene como una de las mejores de todos los tiempos para un nativo, con una línea de .314/.391/.636.

 

Fue tan bueno, que se retiró en la gran carpa con un OPS de .835, a pesar de dar la impresión de que ya no podía hacer daño a los pitchers rivales. Sólo Miguel Cabrera, Carlos González, Bob Abreu, Magglio Ordóñez y Andrés Galarraga tienen un OPS superior en las grandes ligas entre venezolanos.

 

Hoy Hidalgo vuelve al primer plano, al alcanzar Mario Lissón su récord de 17 jonrones para los turcos en juegos de playoff.

 

Tres. Ernesto Aparicio y José Antonio Casanova comparten el gentilicio zuliano, un papel protagónico en los tiempos fundacionales de nuestro beisbol profesional y un lugar indiscutible en el beisbol venezolano.

 

Aparicio fundó y dirigió por muchos años al desaparecido Gavilanes, el equipo de Luis Aparicio “El Grande” y de su hijo Luis Aparicio Montiel. Formó a centenares de jóvenes peloteros y buenos ciudadanos.

 

Su estatuilla está en nuestro Salón de la Fama junto a la de Casanova, quien fue el campocorto de los Héroes del 41 y el manager del Cervecería Caracas cuando apenas tenía 25 años de edad, en 1943. Es el piloto que ha dirigido durante más tiempo en la LVBP, con 18 campañas.

 

Hoy volvemos a recordarlos gracias al enfrentamiento que tuvieron en 1947 con el Vargas y el Cervecería, antecedente de esta pulseada entre Carlos García y Alfredo Pedrique, cuando buscamos anteriores luchas de dos pilotos criollos por una corona misma en el circuito.

 

La final entre Magallanes y Anzoátegui nos ha deparado emociones, pero también el gusto de hacernos recordar a leyendas de nuestro beisbol.

 

A ellos debemos esta alegría de hoy.

 

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico