• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Analizando el cambio entre Caribes y Cardenales

Hay transacciones en apariencia pequeñas, movimientos que no ocupan las primeras planas de los periódicos y que terminan convirtiéndose en cambalaches trascendentes para las organizaciones protagonistas.

Este miércoles ocurrió un acuerdo así en la LVBP. Hernán Iribarren, un barquisimetano con 31 años de edad y experiencia en las Grandes Ligas, pasó a los Caribes por dos peloteros más jóvenes, Ildemaro Vargas y Víctor Acosta, que ahora forman parte del roster de los Cardenales.

Ninguno fue pieza fundamental para sus antiguas organizaciones en el pasado reciente. Iribarren lo fue entre 2007 y 2011, cuando disputó sus dos campañas en las mayores, con Milwaukee, y consiguió cuatro zafras seguidas sobre .300 en Venezuela. Pero ya.

Hace rato que el camarero y centerfielder dejó de ser imprescindible para los pájaros rojos. Desde el torneo 2009-2010 vio descender su participación con los crepusculares, de 196 apariciones legales, a 177, 139, 124, 87 y 75. Parece evidente que era prescindible para su antigua organización.

Los dos infielders que llegan a Barquisimeto son una apuesta.

Acosta es muy joven, tiene apenas 19 años de edad, actúa en clase A de temporada corta y casi no ha tenido chance de demostrar lo que tiene, salvo lo que hayan apreciado los scouts.

Vargas es mayor, ya cumplió 24 y hasta tuvo una pasantía por circuitos independientes, lo que antes pudiera tomarse como mala propaganda. Pero ya sabemos, Balbino Fuenmayor y David Peralta también hicieron ese recorrido y hoy son figuras.

El nativo de Caripito es la pieza más interesante entre las dos que recibe Lara. Desde que se sumó a la Liga del Medio Oeste, en clase A media, ha bateado para .335, con 22 boletos y apenas 8 ponches en 45 juegos, más 35 anotadas y .869 de OPS. Son números sobresalientes.

Vista las edades de los dos peloteros conseguidos, Vargas parece ser quien puede ayudar desde ya a los occidentales. Iribarren, entretanto, será de inmediato una pieza útil en el oriente.

Tomás Pérez, otro Barquisimeto de renombre, fue un utility de mucho aporte para la tribu en la justa pasada. Tuvo gran presencia en el lineup durante el primer mes de la eliminatoria, mientras algunos compañeros estaban por reportarse, y su rendimiento fue clave en el vigoroso inicio de los aborígenes.

Pérez se retiró y planea iniciar una carrera como coach. La banca de los actuales campeones quedó corta, hasta esta semana. Ahora está Iribarren, para mantener el equilibrio.

Puede ser un cambio en el que ambas divisas ganen. El tiempo nos dirá.

Twitter: @IgnacioSerrano

www.elemergente.com

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico