• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Alfredo Pedrique, Manager del Año

Alfredo Pedrique hará historia en pocos días.
 
Los votantes que anualmente seleccionamos los premios de nuestra pelota vamos a consagrar al piloto de los Caribes, seguro que sí.
 
La gente de Numeritos Gerencia Deportiva todavía no ha repartido la planilla de votación, pero no hemos escuchado a algún periodista, narrador o comentarista mostrarse inclinado por una opción diferente.
 
No estamos adelantando aquí que Pedrique ganará por unanimidad. Ni siquiera Alex Cabrera en su semana más brillante, en la que consiguió un récord de ocho jonrones, logró el apoyo total de quienes eligieron al Jugador de la Semana.
 
Pero no ha habido piloto más sobresaliente en la temporada 2013-2014 que el timonel de la tribu, una premisa que goza de gran popularidad entre quienes tendremos el privilegio de rellenar la papeleta.
 
¿Quién pudiera adversar a Pedrique?
 
Quizás Luis Sojo, por haberse sobrepuesto al problema de reestructurar completamente su rotación de abridores, evitando una caída del Magallanes a las posiciones de riesgo.
 
O tal vez Luis Dorante, por haberse sobrepuesto al episodio protagonizado por Félix Pérez, el intento de rebelión en la cueva de las Águilas, y a un bajón que tuvo a los suyos temporalmente fuera de los playoffs.
 
Lo de Dorante, en particular, es meritorio. En plena crisis, hubo quien creyó que sería despedido, como lo fue Buddy Bailey en Aragua. Pero el alto mando zuliano prefirió salir de Pérez, traerse al también outfielder Juan Carlos Linares y respaldar en su cargo al dirigente.
 
Dorante es uno de los dos mandamases que han ganado el Manager del Año en un par de oportunidades. El otro fue Marco Davalillo, que lo consiguió con escuadras diferentes: los Caribes y los Tiburones. Y Davalillo, por cierto, es el único que ha sido despedido inmediatamente después de ser seleccionado, sin recibir la oportunidad de refrendar el reconocimiento con una nueva temporada. Sucedió en 2008, tras la venta de los aborígenes y la salida de los antiguos propietarios.
 
Pedrique está a punto de igualar a Dorante y a Davalillo, pues ya tiene un trofeo en su haber. Pero además hará historia, ya que será el primero desde 2005 en obtener la distinción en campañas consecutivas.
 
Sólo Dorante lo ha hecho hasta ahora, con Pastora, en las zafras 2003-2004 y 2004-2005.
 
Este será uno de esos raros casos en que el Manager del Año no lo será únicamente por haber dirigido al éxito a una divisa que no contaba con el favoritismo de los analistas.
 
Sólo los desavisados pueden estar sorprendidos por el dominio de los indígenas, un club que lo tenía casi todo para terminar con récord positivo en la eliminatoria, a falta de saber únicamente cómo responderían los brazos importados.
 
Durante más de una década, el mejor conductor de la LVBP fue Bailey, pero sólo fue consagrado en la 2006-2007, porque los votantes prefirieron resaltar alguna sorpresa en lugar de distinguir al más sobresaliente de todos los aspirantes.
 
Pedrique es el mejor de nuestra pelota en la actualidad. Maneja a los suyos con la misma disciplina y compromiso con la franquicia que alguna vez tuviera Bailey, aunque no tenga la fama de aquel. A sus 53 años de edad, está en plena madurez como técnico.
 
Ha sido piloto en las grandes ligas, asistente a la gerencia general de los Astros de Houston, coach en las mayores y timonel del Magallanes, La Guaira, Oriente y Anzoátegui.
 
Hace dos décadas, cuando aún era un infielder que buscaba su lugar en La Guerrilla de los Tiburones, el inolvidable Rodolfo José Mauriello soltó esta predicción: Pedrique dirigirá en la gran carpa.
 
Ya lo hizo, y está demostrando por qué lo hizo con su forma de manejar a la tribu.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico