• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Alberto Callaspo: un cambio de Grandes Ligas

¿Por qué un equipo como Magallanes sale de un grandeliga como Alberto Callaspo? Muy sencillo: porque su estatus le ha impedido jugar con la nave en las últimas temporadas, limitando su desempeño a un puñado de juegos; porque al conseguir a José Gregorio Martínez, los turcos agregaron a un pelotero que jugará en la 2015-2016 y nuevamente estará disponible en octubre, para iniciar la 2016-2017. Y más allá

¿Por qué adquiere un equipo como Aragua a un bigleaguer como Callaspo? Muy fácil: porque por su estatus puede llegar a ser uno de los bateadores más peligrosos de la liga, porque se poncha poco y conecta mucho; porque es nativo de Maracay y eso posiblemente garantice que verá más acción, pues cuando salte al campo lo hará frente a sus familiares y amigos.

Así de complejo y rico es el cambio que cerraron esta semana Navegantes y Tigres.

¿Las razones que privan para unos no podrían privar para los otros? ¿No podía ese madero alegre profundizar el lineup de los bucaneros, quedándose? ¿No podría convertirse en un ausente permanente de la cueva bengalí, cuando pase la novedad?

Todos estos elementos y preguntas estuvieron sobre la mesa de negociación durante los meses en que el nombre del aragüeño fue sujeto de discusión entre ambos elencos. Y es por eso que la reacción de los aficionados de ambos conjuntos ha sido tan contrastante y multicolor: en ambas aceras hay fiesta y lamentos, a partes iguales.

Es lógico que entre los filibusteros prive el recuerdo de los juegos a los que faltó Callaspo. ¿Qué él es un buen jugador? Claro que sí. Pero ¿no seguirá ausentándose en el futuro?

Es lógico que entre los felinos prive la creencia de que las cosas cambiarán, al estar el infielder en la recta final de su carrera en las mayores y tener ahora la posibilidad de actuar delante de su parentela.

La edad de Callaspo es un elemento importante en esta negociación, y de nuevo ofrece diversas interpretaciones: por ejemplo, gana el Magallanes en cuanto a que Goyito Martínez es más joven, pues tiene 29 años de edad contra 32 de su alter ego en el pacto.

Eso significa, a priori, que a Martínez le queda más tiempo en el beisbol. Y ojo, no hablamos de un pelotero más. En la campaña pasada bateó para .310, con .801 de OPS. Son cifras de excelencia para un infielder del medio, y de por vida tiene ..275 de average en la LVBP. Además, ha estado en triple A en las últimas cuatro justas.

Para los Navegantes, es más atractivo ese pelotero al filo de las Grandes Ligas, más joven y con mayor potencial multiposición (aún puede defender el short, a diferencia de Callaspo).

Para los Tigres, es más atrayente el potencial ofensivo de Callaspo, aunque tampoco en la 2016-2017 vaya a jugar en octubre. Además, como dijimos arriba, la edad juega para ambos lados: estando en la fase final de su carrera en la MLB, pronto dejará de tener compromisos ineludibles en el norte y quedará disponible para la LVBP, al menos en teoría.

¿Quién lleva la ventaja en este cambio, entonces? De nuevo hay que remitir la discusión a los primeros dos párrafos de esta columna: es un pacto donde cada uno gana lo que estaba buscando y pierde, sin duda, a un jugador de peso en este circuito, uno por su trayectoria en Venezuela y otro por su estatus de grandeliga. El tiempo dirá.

iserrano@el-nacional.com

@IgnacioSerrano

www.elemergente.com


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Ignacio Serrano

Periodista egresado de la UCAB. Locutor. Colaborador y columnista de ESPN. Conductor de televisión

Histórico