• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Un segundo aire

El grupo capitalino Del Pez fue el ganador de la edición número 22 del Festival Nuevas Bandas/ Leonardo Noguera

El grupo capitalino Del Pez fue el ganador de la edición número 22 del Festival Nuevas Bandas | Foto: Leonardo Noguera/El Nacional

En diciembre de 2010, cuando "celebraba" 20 años de recorrido, el panorama era oscuro para el Festival Nuevas Bandas, máximo certamen de rock, pop y corrientes afines en Venezuela. "Si esta tendencia se mantiene, en cinco años no habrá fundación", decía en el Café Arábica de Los Palos Grandes, con el ceño fruncido, Félix Allueva, presidente y principal artífice de la institución regente.  

Fue quizá la época en la que las pulsaciones del Nuevas Bandas llegaron al ritmo más lento. Ese año no hubo festival. No existió esa plataforma decente para las propuestas emergentes del país. Él, que suele comparar al movimiento musical con una mesa de cuatro patas (talento, legislación, infraestructura y promoción), vio cómo las tres últimas estaban casi amputadas. 

En 2012 salió el sol. En octubre, el Festival Nuevas Bandas revivió. Se casó con una productora de espectáculos (EBG), consiguió el apoyo de marcas tabacaleras y bebidas alcohólicas necesitadas de espacios para promocionarse, y se alió con el diario El Nacional, en cuyo estacionamiento encontró un lugar que ofrece ciertas facilidades para llevar a cabo un evento de esa magnitud. 

El domingo 14 de julio Félix Allueva sonreía desde las escaleras de acceso a la redacción de El Nacional, desde donde se podía tener la mejor vista panorámica de la fiesta. La alegría se debía no sólo a que todo marchaba como estaba planificado, o a que se contaba con una gran tarima, con sonido potente y un respetable sistema de iluminación. Lo más importante era que ya no había rastros de aquel coma que se experimentó hace unos tres de años: el festival atrajo a una multitud considerable, quizá la mayor en toda su historia. En ese momento la mayoría saltaba y se agitaba frente a Okills, uno de los ganadores de 2012 (el otro fue Holy Sexy Bastards, que tocó el sábado 13), como si se tratara de una banda internacional consagrada.  

Hubo otro acierto que a muchos les parecerá minúsculo. Mientras una agrupación se preparaba para tocar en el gran escenario, otra aprovechaba para mostrar sus virtudes desde una pequeña plataforma ubicada a un costado. Es allí donde el Festival Nuevas Bandas preserva la esencia por la cual fue creado: la posibilidad de pararse frente a una vitrina y encontrarse en un mismo lugar con lo más relevante que está ocurriendo en calles y bares venezolanos. 

Ganó Del Pez, propuesta caraqueña que promete grandes cosas para el futuro, y obtuvieron menciones especiales agrupaciones que bien podrían haber ocupado el sitial de honor, como Colectivo Breddas y Wannamaker. Pero citare una sorpresa que no estuvo entre las 11 concursantes. 

Una combinación de riffs, acordes interesantes y, sobre todo un ensamblaje que de pronto se acercaba a algo progresivo, me atrajeron genuinamente. Mientras más me acercaba, mejor sonaba (eso no siempre ocurre). Una combinación de funk, rock y un elemento latino la hacía distintiva. Eran cuatro jóvenes que se hacen llamar La Arepa Cósmica, que tocaban una canción llamada "Rasputín" de un compilado de temas titulado El Club de Taxidermistas Aficionados. No digo más. Aquí el enlace: https://soundcloud.com/la-arepa-c-smica.    


  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Gerardo Guarache Ocque

Periodista egresado de la UCAB. Músico. Locutor. Melómano

Histórico