• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Mirar afuera, mirar adentro

Sub 17

Sub 17

La marejada de solidaridades y salutaciones de venezolanidad propiciadas por el logro de la selecciónnacional Sub 17, bien merecen unas líneas. Unos párrafos que vayan más allá de "lo bravos que son esos muchachos", "qué bueno partidos hicieron", "qué golazos los de Andrés Ponce". Clasificar al Mundial era el logro mayor, la meta ansiada, sin importar si se ganara el título o no. Si esto llega, bien recibido es, pero no era esa la misión. En eso, por Dios, ni se pensaba. En el fútbol, como en toda actividad humana, las cosas son escaladas, no es todo de una vez, y con la llegada a los Emiratos Árabes estaba bien. Hace unos días estábamos en Brasil, y nos llamó la atención, por escasez, que los medios de comunicación no dan cobertura, ni importancia alguna, a algo como el Suramericano Sub 17. Ellos, habituados al éxito, a todo lo que pasa por el desarrollo de su fútbol, ven este torneo como de formación o un eslabón en la larga cadena que conlleva armar la estructura del jugador. Este comportamiento contrasta, cómo no, con lo visto en Venezuela y laeuforia a todos los vientos. Entonces, ¿es importante el Sub 17 o no?¿Lo conseguido tiene alguna significación o es solo fiesta de un día?... 

Recordemos, aunque ciertamente no lo podemos recordar sino por referencias orales y periodísticas, el Mundial de Beisbol del año 41. 

Tal conquista desató una locura colectiva, un mirarse hacia dentro, hacia esa venezolanidad citada antes. 

¿Importó, fuera de los países que compitieron, ese título? ¿Alguien, en Europa o en Estados Unidos, supo de esa noticia? No, rotundamente no. Fue un baño de luz y de esperanzas para Venezuela, y así hay que ver lo del Sub 17. No nos adherimos a esos conceptos y lugares comunes de que esa es "la generación de relevo", nique en esos jugadores "está el porvenir". No sabemos adónde van a llegar los adolescentes, y si no, veamos lo del Mundial Sub 20 de 2009: solo Salomón Rondón vive asuntos futbolísticos importantes. Los jugadorespueden perderse en los múltiples senderos que el fútbol propone, y no es posible saber cuál de ellos van a tomar estos jugadores. ¿Andrés Ponce figura nacional? El tiempo, que juega a ser Dios, nos lo dirá... Entonces, visto esto, quien escribe, que se ha pasado la vida entera asido al fútbol nacional, quiere razonar sobre lo siguiente: ¿se ha conseguido todo o es solo el comienzo de una era? La fecha es buena para pararse en el camino. En el pasado, varios grupos de jugadores se han detenido en su andar por falta de estímulos ycondiciones. No quiere decir, no hay nada escrito, que este sea el comienzo de un nuevo y magnífico tiempo. 

Por carencia de estructuras, el fútbol nacional es muchos de azar y poco de ciencia. El sistema de clubes populares y democráticos, que tanto hemos elogiado y del que tanto hemos hablado, es la salvación. Con ella todo, o muchas cosas del fútbol, están garantizadas. Hoy hay un equipo de buen jugar que clasifica a unMundial, mañana no sabemos. En 2009, por ejemplo, pasó con el Sub 20: han aparecido otras dos selecciones, las de 2011 y 2013, y nada importante ha sucedido. Entonces, vuelta al azar, al ver qué pasa con una nueva cohorte de jugadores. Pero la gente festeja y tiene razón. Si en Brasil o Argentina no le dan importancia altorneo, poco importa. 

Este es un asunto de cada quién, de cada realidad. No trascendió el Mundial del 41, y sin embargo, desde ese momento en adelante la pelota se consagró como el deporte nacional. Nos vemos por ahí.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Cristóbal Guerra

Periodista. Comentarista deportivo. Locutor. Profesor de Periodismo.

Histórico