• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Cuando puedas...

Estaban en una piñata por el cumpleaños del hijo de una de las amigas.

El tema que salió a la palestra fue el de la gente que no tiene vergüenza y que necesita hacerle creer a los demás, que ellos en el plano económico están sobrados.

Para eso, son capaces de endeudarse para comprar todo tipo de artículos que deje muy en claro que todo lo pueden (y lo que no lo deben, aunque ellos juren que eso es secreto sumarial).

Esta gente no entiende bien lo que es ser bajo perfil.

Les urge gritar a todo gañote que ellos tienen para dar y regalar y la mejor manera de demostrarlo es cambiando de carro, de casa, por supuesto viajando, adquiriendo ropa de las marcas más afamadas y si quedaran dudas, repetir una y otra vez, que fueron, vinieron, compraron y derrocharon. Y es que el hecho de llevar el tren de vida que llevan, no será suficiente, si aquello no se acompaña de un buen discurso que lo certifique.

Pero siempre hay alguien que necesita desmentir los rumores de que aquel grupo familiar en verdad no tiene tanto como aparenta.

- No vaaaaale, claro que ellos viven de los padres de ella. Tu crees que él, haciendo lo que hace, se va a dar esa vidorra de rey con 3 hijos y una loca shopohólica que lo único que hace es comprar zapatos Louboutin?
- Wao, es increíble que haya tanta gente que viva de las apariencias.
- Uf. Tu no sabes. Es terrible. Además esto, te lo puedo demostrar con pruebas fehacientes.
- Igual qué nos importa? Ni que fuera nuestro problema.
- Bueno, a mí se me molesta. Tu sabes el platal que hay que tener para vivir en Milano? Es que cuando viene para acá y la veo que comienza con el showcito ese, asumiendo esa actitud de diva con la que le encanta pavonearse, lo que quiero es incrustarle un puño en la cara.
Es increíble que siempre está mareando a quien se le cruce en el camino, para dejarle bien claro donde vive, lo felices que están y extrañándose horrores de que aún quedemos gente que sigamos soportando esta vida sin vida. No me la calo. Insoportable. Todo lo que hacen es por "el qué dirán".

Me parece tan vacía esa actitud. Olvídate, lo mejor es ser discreto y sencillo. "Así como yo". Imagínate que esta persona, ya le pidió a mi marido plata en 2 oportunidades. Así como lo oyes. El tipo le escribió un correo a Tony pidiéndole que por favor le prestara algunos miles de dólares, porque lo que le había depositado el suegro se le había evaporado. Qué tal?

Cuando Tony le preguntó para qué lo necesitaba y le dijo que era para comprarle un anillo a la ridícula de la esposa (porque se acercaba el aniversario), le dio rabia y le dijo que no. Claro, "como mi marido tiene", supo que podía prestarle. Obvio.
- Mmm. Ajá.
- Aunque después el "large" de Tony  se ablandó y se lo dio. Ya sabes como es él.

De verdad que la gente no tiene pudor. Sólo quieren figurar. Que los demás los vean siempre repletos de prendas y joyas.

Lo único que hacen es alardear como si a uno le importara.

Yo también "me la paso viajando", si es por eso. Nadie tiene que batuquearme en la cara lo que tiene.
- Que ironía esto que me cuentas.
- Qué cosa?
- Que no paras de hablar de lo mal que se ve la gente presuntuosa, -pero que a la primera y sin que nadie te pregunte-, sueltes que el marido de la fulana terminó pidiéndole plata al tuyo, cosa que me parece terrible.
Porque si dices que no soportas a quien se vanagloria de lo que tiene, tu tampoco te quedas atrás, cuando dices que  el esposo tuvo que pedirle al tuyo, "porque tu marido tiene y es súper espléndido".

Y a estas alturas no sé quién es peor? si la mujer de la que hablas, o tú, que también presumes de materialismo y de que el dinero no es problema.
- Bueno, qué importa? Estamos en confianza no?
- Confianza sí, pero que seamos amigas no significa que me digas cosas que de escucharte me arrevuelven las viseras. Sabes que si no comparto lo que dices, te lo voy a decir te guste o no. Perdóname, pero criticas feísimo al que "tuvo la desfachatez de pedirle plata a tu marido para comprar tonterías y regodearse", pero tú no paras de jactarte, que gracias a que a tu esposo le sobra, el fulano puede seguir viviendo de apariencias."
Para qué lo haces? No te parece denigrante decir eso?
- No. Si la gente aparenta. Yo no me pienso quedar atrás.
- Pues deberías silenciarte y dejar de ser tan ridícula.
- Por qué lo dices?
- Ya tu sabes por qué?
- No. Explícamelo.
- Porque tu tampoco tienes. A ti también te mantienen tus suegros, gracias a que tu marido es un viva la pepa que le debe dinero a medio mundo porque todo lo bota en el juego. Además ya me enteré que esta persona que críticas, en realidad lo que estaba era cobrándose un cambio que tu esposo nunca le depositó en su cuenta y aunque intervinieron abogados, nadie pudo hacer nada para que "el espléndido de Tony", le pagara.
De verdad que no hables más. Quédate callada, que cada vez que dices algo, te soporto menos.
- Qué horrible. Cómo me dices eso?
- Porque sabes que tengo razón.

Por cierto... Y ya para cambiar el tema que me aburrí. Las 2 últimas veces que salimos por los cumpleaños de Tina y Kaley pagué tu cuenta porque "te fuiste al baño y jamas volviste".
Así que nada, cuando puedas...

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Katy Chocrón

Amante de la redacción. Nació en Marruecos, y asegura que lo que más le gusta es poder hacer sentir a sus lectores partícipes de sus múltiples historias, todas basadas en la cotidianidad y en el día a día de la vida misma. Acaba de publicar su primera obra: 40 Cuentos de cuarentonas

Histórico