• Caracas (Venezuela)

Al instante

blog-head

Momentos épicos

Familia de viaje | Foto: Archivo

Familia de viaje | Foto: Archivo

Alguna vez han pensado cuáles son sus momentos más épicos del día?
Yo sí, y creo tener los 10 mejores y más significativos -por lo menos para mí-.

1.- Cuando después de una mañana turbulenta, -como cualquier otra en la semana-, en que los niños se están vistiendo para ir al cole -y uno no encuentra los zapatos y el otro grita por pasta de dientes-,por fin oyes la puerta de la casa cerrándose, porque gracias a D-os, marido e hijos emprenden su camino. Aunque el diálogo que predomina es: "apúrense que van llegar tarde. Tú, no te olvides del celular y tú, agarra tu raqueta", -entre otras órdenes precipitadas-, por fin encuentras la paz soñada, una vez que la puerta se cierra y eres como esas gaviotas que vuelan libres,  atravesando la inmensidad del cielo. Lo que quieres es bailar, -con la escoba o el coleto-, pero en vez de eso te sumerges de nuevo entre las cálidas sábanas de tu cama, la que te espera con infinidad de  almohadas-, sólo para ti. Delicious.

2.- Cuando después de pensar miles de veces si ir o no ir al gym, finalmente vas, y una vez que terminas -tu tediosa hora y media de cardio-, aunque sales gateando, te sientes inmensamente feliz. Sin embargo, no es sino después que te bañas, y que sales renovada de la ducha, el momento más épico, pelético y pelempenpético del día.
Una sensación indescriptible.

3.- Cuando logras pasar todo un día, sin sucumbir a la tentación de comerte lo que queda de la lata de Pirulín y en vez de eso, te comes 8 chicles (todos juntos), de menta sugar free, para apaciguar las ansias.
Aunque toda la tarde estuviste soñando con "fumarte", cada una de esas maravillosas barquillas crujientes y suculentas, al día siguiente eres un mar de felicidad, de saber que lograste tu cometido. No importa que sólo lleves un día, -controlando al mounstro de la gula-, le fuiste fiel a tu voluntad, a pesar del esfuerzo sobrehumano (por lograr tu cometido). Y eso, querid@s mí@s, es súper épico.

4.- Cuando los niños, después que llegan del colegio (y de las actividades), finalmente comen, se bañan, arreglan sus bolsos para el día siguiente (bueno, en verdad fuiste tú quien se los hace), terminan sus tareas -y se las revisas-, y por fin están muy modositos viendo la tele y tu a punto de relajarte con tu laptop enfrente, para meterte a ver fotitos en Facebook y en Instagram, mientras estás por destapar un Cri-Cri -de Savoy, "con sabor venezolano".- Bellezaaaaa.

5.- Cuando vas al cine y te sientas feliz con tu tobo de cotufas a ver "Pregúntame Si Me Importa", de Universal Studios", con los actores Noten Goidea y Mesabe Aporra.
Ni siquiera me importa si se me caen las cotufas.
Es un momento épico hasta la pared, (de hecho hasta la pantalla donde transmiten la peli). Inmejorable momento, que deberíamos congelar para siempre.

6.- Cuando te levantas a las 3 de la mañana, dando saltos de felicidad, (aunque adormecida), porque te vas de viaje con tu familia, y no tienes que dar alaridos de dolor -para que los niños se levanten-, ya que ellos solitos, se levantarán felices, de saber que
el madrugonazo, bien vale la pena. Épico no, "Magnéfico".

7.- Cuando la persona que te hace la casa -y que sólo te va 3 días por semana-, (las fijas se extinguieron para siempre), te dejó tanta comida hecha (la vez que le tocó ir), que el día que no te viene, no tienes que cocinar, y eres tan dichosa, que también eso lo declaras un acontecimiento épico, sin lugar a dudas.


8.- Cuando jurabas que no tenías nada que ponerte para la boda de la prima, de la cuñada de la mejor amiga de tu sobrina política, y empiezas a buscar y voilá, aparece la pinta de tus sueños y cuando te la pones, te queda mejor que antes. Este punto particularmente, es una quimera, una panacea que sólo existe en mis sueños, -con anestesia total-.  Sin embargo, siempre pienso, que este en particular, es un momento épico, que en algún punto de mi vida, puede volverse realidad. Es cuestión de fé. Why not?

9.- Cuando terminas tus diligencias y por fin te vas a tu casa, una tarde donde cada uno de tus hijos está en lo suyo, y después de un cremoso café con leche y de revisar algunos correos, te da como un sueñito divino, que encima se vuelve más irresistible, porque la casa está en silencio y además te acompaña el sonido ligero de una llovizna, que comienza a caer, mientras te acomodas para dormir una mini siesta. No me digan que este no es un momento Hyper Mega Extra Épico? Ufff que si no.

10.- Ojalá este les guste.
Cuando escribes algo con mucha ilusión, lo públicas en Facebook y mucha gente te Likea, además de opinar que le divierte lo que escribes. Este momento, es mágico, épico, y para mi, definitivamente el ganador del día.

11.- Me faltó la ñapa.
Cuando pasas un nivel en Candy Crush, en el que hace -por lo menos un mes-, estás estacionado.
Eso no sólo es épico, es tasty, sweet and delicious.

Y ustedes? qué momentos épicos han tenido?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Google Plus One:

  • Addthis Share:

Sobre el autor

Katy Chocrón

Amante de la redacción. Nació en Marruecos, y asegura que lo que más le gusta es poder hacer sentir a sus lectores partícipes de sus múltiples historias, todas basadas en la cotidianidad y en el día a día de la vida misma. Acaba de publicar su primera obra: 40 Cuentos de cuarentonas

Histórico