• Caracas (Venezuela)

Beatriz de Majo

Al instante

Beatriz de Majo

Sin mayor estridencia...

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todo el mundo se pregunta porqué al fin Juan Manuel Santos se decidió a incluir dentro de su agenda presidencial unos minutos de cordial conversación con Henrique Capriles. El timing del asunto es bueno para el candidato venezolano, pero no tiene nada que ver con un deseo del mandatario neogranadino de apoyar su candidatura. Dentro del ánimo de Santos siempre estuvo presente la pertinencia de recibir al aspirante presidencial de la otra mitad venezolana, pero la coyuntura no favorecía el encuentro.

Disgustar a Hugo Chávez en pleno proceso de conversaciones exploratorias para el proceso de paz no era precisamente una decisión inteligente de parte del Presidente colombiano, que tenía todos sus huevos puestos en esa misma canasta. El proceso de paz comenzó y Hugo Chávez ya efectuó su aporte en esta etapa inicial. Había llegado, pues, el momento de estrecharle la mano al otro sin mayor estridencia.

No 6 sino 18 meses fue lo que duraron las negociaciones del gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC hasta que firmaron con los terroristas el documento conocido como Acuerdo General para la Terminación del Conflicto. En estos 18 meses se reunieron 3 veces, 2 de ellas en Colombia, en La Horcheta y Río de Oro y una en Venezuela, en Barinas.

Lo que se traía entre manos en su acercamiento con el presidente Chávez el recién electo mandatario de Colombia en ese entonces, no era poca cosa. El tema de la recuperación comercial de la relación bilateral y el pago de la deuda venezolana a las empresas colombianas eran un buen parapeto. El proyecto grande era poner la revolución bolivariana de su lado en esta iniciativa de construcción de la paz, por la enorme ascendencia que el gobierno de Chávez tiene sobre la cúpula guerrillera.

El ELN ha emitido una opinión oficial en torno al proceso de paz al cual han sido invitados al igual que las FARC. Para ellos el principal escollo es que en la negociación "no hay representantes de la sociedad colombiana". Se refieren los "elenos" a la ausencia de trabajadores, campesinos, estudiantes, académicos, maestros, intelectuales y el resto de fuerzas vivas de la sociedad. Los terroristas también se pronuncian a favor de mantener el diálogo dentro de un cese el fuego por parte del Estado colombiano.

11,1% es el incremento que ha sufrido el precio de la vivienda en Colombia en el último año, de acuerdo con lo informado por el DANE. La capital no fue la que registró la subida más alta del precio del metro cuadrado. Fue Bucaramanga con 18,7% seguido de Barranquilla con 14,7. La causa del alza no es otra cosa que una combinación de una demanda en expansión como consecuencia de liquidez y bonanza en manos de los particulares, justo en el momento en que la falta de tierra es la característica resaltante del sector. En lo que va de este año el precio se ha catapultado 6,17%.

15 proyectos de carreteras y ferrocarriles por 12,6 billones de pesos presentó el sector privado para ser construidos en cooperación con el Gobierno para estrenar la ley de asociaciones, aprobada este año. La meta de la ley era conseguir por esta vía recursos de inversión en infraestructura hasta el año 2018. El primer paquete incluye 12 propuestas para construir carreteras, por 4,6 billones, y 3 iniciativas para proyectos férreos, por 8 billones.

El mensaje que Enrique Peña Nieto ha pasado a la comunidad latinoamericana es claro. Su visita a Colombia antes que a Estados Unidos pone de bulto que su primerísima prioridad será la lucha contra el narcotráfico. Si se impone para su país un cambio de rumbo, el aliado natural debe ser Colombia del que tiene mucho que aprender.