• Caracas (Venezuela)

Beatriz de Majo

Al instante

Harina de un mismo costal

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos de los negociadores de la paz que se está armando en La Habana aparecen listados en el c aso de los Panamá Papers. Se trata de Humberto de la Calle y Frank Pearl y la noticia divulgada dice que tanto el uno como el otro constituyeron empresas offshore en el país centroamericano. Es necesario aclarar que constituir o formar parte de una empresa offshore en cualquier sitio e incluso en un paraíso fiscal no prejuzga nada en cuanto a la moralidad de quien lo hace. Es un acto perfectamente lícito. La empresa puede o n o ser usada luego para fines no ortodoxos lo que hace que se espere una explicación razonable de parte de los involucrados, particularmente cuando se trata de funcionarios públicos de cualquier país, que los libere de cualquier responsabilidad. Por ello es que  los dos funcionarios aclararon debidamente  que sus empresas estaban legalmente constituidas y que, además, habían sido reportadas ante las autoridades financieras de Colombia. En algún caso  nunca tuvieron actividad. Fue De la Calle quien deploró, al tiempo que celebraba el buen trabajo periodístico, que se haya “puesto en un mismo costal a delincuentes con personas honradas  como es mi caso”.

Tampoco el ELN se muestra dispuesto a entregar sus armas replicando el mismo modelo de las FARC. Estas últimas mantienen detenido el avance del proceso de conversaciones de paz que se desarrollan en La Habana  por su desacuerdo con este aspecto específico de su desmovilización. El ELN arrancó las tratativas dejando claro que la dejación del armamento no estaba dentro de sus planes. Mientras tanto estas fuerzas insurgentes siguen apostadas del lado venezolano de la frontera con vía franca para seguir ejecutando tropelías en contra de la población de sus compatriotas.

El acceso de los colombianos a las redes de Internet crece de manera exponencial. Hoy dos quintas partes de los hogares usan corrientemente el acceso a las redes digitales cuando a comienzos de la década apenas la mitad de ese porcentaje podía hacerlo. La información es del Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane). Ya hoy 56% de los colombianos mayores de los 5 años lo usa corrientemente. También casi la  mitad de la población tiene  en sus casas  computador de escritorio, portátil o tableta. Hay espacio para mejorar esas proporciones porque aun la televisión sale ganadora. 92,4 % de los hogares tiene un televisor convencional a color, LCD, plasma o LED. Aquellos que usan diariamente su conexión a Internet lo hacen en 70% para  acceder a redes sociales,  el 63,0 % para obtener información y 55,1 % para correo y mensajería.

El matrimonio entre parejas de un mismo sexo es ya una realidad en Colombia. Los jueces y notarios desde el presente no pueden negar a las parejas de homosexuales unirse en matrimonio. Se trata de un aval al matrimonio igualitario que se viene gestionando desde hace años y que está respaldado por una decisión de la Corte Constitucional desde esta semana que concluye. Esta Corte en los últimos 20 años había emitido 20 sentencias a favor de este tema pero esta es ya concluyente.  La comunidad LGTB del país vecino (lesbianas, gays, transgéneros y bisexuales) puede disfrutar de la plena igualdad recién acordada, pero le toca poner el pecho, en lo sucesivo, a la lucha contra los prejuicios y la discriminación que no son pocos en Colombia. “Sí se pudo” a pesar de que la votación fue de 6 contra 3