• Caracas (Venezuela)

Beatriz de Majo

Al instante

“Emproblemado” el proceso de La Habana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Basados en conflictos con elementos similares al colombiano como los de Sudáfrica y San Salvador los guerrilleros que actúan en la mesa de La Habana y los altos oficiales de las Fuerzas Armadas comenzaron el diseño de un modelo que debería llevar a buen puerto la finalización del conflicto. Esto ocurre mientras otros aspectos de las tratativas de paz siguen estancadas particularmente lo que tiene que ver con la necesaria reparación de la guerrilla a las víctimas del conflicto. Las FARC aspiran a ser consideradas víctimas de la guerra interna, ellas también. Este tema de la reparación ya lleva 9 meses de discusión sin avances.  Los representantes de la guerrilla se niegan a sellar un acuerdo que implique cárcel para los guerrilleros. ¿Quién responde por los 220.000 muertos y 5,5 millones de desplazados?

Gallup Poll dio a conocer sus hallazgos en las recientes mediciones de opinión y el hecho resaltante es la desaprobación de los colombianos hacia la gestión del presidente. La misma pasó de 53% a 64% en el pasado mes. La aprobación de que gozaba el mandatario se vino al suelo a raíz del ataque de las guerrillas a militares en el Cauca en la que perdieron la vida 11 efectivos. De un solo plumazo su favorabilidad bajó 14 puntos, de 43% a 29%. Las pitas públicas al presidente se multiplican y ello inquieta a sus asesores de imagen. Más inquietante aun es que en ese mismo lapso de dos meses, el principal contendor político de Santos subió varios escalones en la opinión de la gente. El porcentaje de colombianos con una percepción positiva del expresidente Álvaro Uribe subió 12 puntos pasando de 47% en febrero a 59% a inicios de mayo.

Otro sondeo encargado por Caracol Radio a la reconocida firma Cifras y Conceptos llegó a la conclusión que más de la mitad de los colombianos no cree en que se llegará a un acuerdo con los guerrilleros, mientras que dos de cada 5 si cree que ello será posible. Sin embargo, ese 40% de crédulos viene en caída libre ya que hace dos meses la proporción de ellos era de 47%. El pesimismo se ha llevado esos 7 puntos. Hay desconfianza mayoritaria hacia la guerrilla ya que 70% no cree que los rebeldes cumplan con el acuerdo de desminado y 78% no se fía que dejen de reclutar a menores de 17 años ni que mantengan su alto el fuego unilateral e indefinido.

Por todos los canales se ha intentado tender puentes desde la Casa Nariño con Uribe quien no baja la guardia en sus férreos ataques a las concesiones que siente que se están haciendo a los terroristas. Apenas hace unos días un pequeño signo hace pensar que los dos presidentes intentarán acercar sus posiciones. Uribe se reunió con Néstor Humberto Martínez, el ministro de la Secretaría, en la que, aunque no hubo humo blanco, se manejaron civilizadamente los desencuentros. Santo ha cedido en dos temas particularmente importantes de las negociaciones y ello, al parecer, ha ablandado la extrema posición crítica de Uribe: ya el gobierno habla de que no habrá cese bilateral de fuego hasta que se firme el acuerdo final y ya está consciente de que no puede haber acuerdo sin penas para los actos de barbarie de los insurgentes criminales.

La crisis petrolera mundial ha impactado severamente a Colombia. Hasta el propio presidente de la nación vecina es de los que cree que el país no podrá superar 4% de crecimiento este año, a juzgar por la desaceleración que están teniendo las exportaciones, por un lado, y el impacto de la contracción de los precios petroleros en las cuentas nacionales, por la otra. El ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, ha dicho que la caída en la renta petrolera será de $15 billones (al bajar de ingresos cercanos a $24 billones en 2013 a $9 billones este año). En esta coyuntura petrolera, en solo los dos primeros meses del año, el valor de las exportaciones totales cayó 33,8%, y las ventas de petróleo al extranjero bajaron 53,4%. Cerca de 12.500 trabajadores han quedado cesantes.