• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Por qué algunas voces llegan más lejos que otras?

Voces

Voces

Los sonidos del habla se producen por la vibración de dos pequeños pliegues llamados cuerdas vocales dentro de nuestra laringe, que interrumpen el flujo de aire desde los pulmones y crean ráfagas de distintas frecuencia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esto es porque incluyen frecuencias de alrededor de 3.000Hz, cuando la mayor parte del habla humana es de entre 80 y 250 hercios.

Los sonidos del habla se producen por la vibración de dos pequeños pliegues llamados cuerdas vocales dentro de nuestra laringe, que interrumpen el flujo de aire desde los pulmones y crean ráfagas de distintas frecuencias.

Movimientos adicionales crean armonías con estas frecuencias básicas.

El aire vibrante viaja entonces a través de la garganta, la boca y el tracto vocal, que amplifica el sonido tanto como un órgano de tubos.

Los tractos vocales que se restringen justo por encima de las cuerdas vocales tienden a amplificar frecuencias más altas.

Las personas con voces estruendosas tienen cuerdas vocales que producen frecuencias altas y tractos vocales que las amplifican.

Algunos tienen voces que llegan lejos de forma natural, pero otros se entrenan para crear lo que se llama "formante de altavoz" para aumentar la potencia de su voz.

¿Qué pasaría si detonaran todas las bombas nucleares?

Aunque las cifras exactas son secretas, la Federación de Científicos de Estados Unidos estima que hay alrededor de 19.000 cabezas nucleares, 95% de las cuales son rusas o estadounidenses. El Reino Unido tiene unas 200.

Su poder explosivo varía enormemente.

Se calcula que la energía destructiva de las armas estratégicas termonucleares de las grandes potencias es equivalente a varios millones de TNT o kilotones, mientras que las ojivas probadas por India y Pakistán son alrededor de 100 veces menos poderosas.

Pero asumiendo que cada cabeza tuviera una potencia de kilotones, la energía liberada en una explosión simultánea no destruiría la Tierra.

Sin embargo, sí crearían un cráter de alrededor de 10Km de diámetro y 2Km de profundidad.

En cambio, la enorme cantidad de escombros impulsados a la atmósfera tendría efectos mucho más extendidos.

Este nube de partículas reduciría la cantidad de calor que llega desde el Sol, produciendo lo que se conoce como invierno nuclear, con un gran impacto medioambiental.

La explosión nuclear también desencadenaría un impulso de energía electromagnética que destruiría desde los sistemas eléctricos de países enteros hasta microchips en todo el mundo.

¿Podría un humano ser tan grande como un dinosaurio?

Según la ley cuadrático-cúbica, en un incremento de tamaño proporcionado el peso resultante equivale a la altura al cubo.

Un Tyrannosaurus rex de 6m es 3,33 veces más alto que una persona de 1,80m, así que manteniendo la escala un humano de 70Kg debería aumentar el peso en una proporción de 3,33 al cubo, que es alrededor de 37 veces, o 2,6 toneladas.

Pero el área transversal de los huesos de las piernas sólo aumenta en una proporción igual a la altura al cuadrado.

Así que la presión en cada una sería más de tres veces mayor (la presión es el peso dividido por un área, y 3,33 al cubo dividido por 3,33 al cuadrado es 3,33).

Esto fracturaría las piernas si se hiciera cualquier actividad más energética que una caminata muy cuidadosa.

Incluso si se produjera un humano con piernas gruesas como las de un elefante aún quedaría el problema del equilibrio.

Los dinosaurios bípedos tenían grandes colas que ejercían de contrapeso.

Sin ellas, los humanos gigantes no podrían doblarse hacia delante sin quebrarse la espalda.

Mucho antes de que la evolución genere las adaptaciones necesarias para que un ser humano funcione con este tamaño, una nueva especie completamente nueva habría surgido y ya no podría llamarse humana.

La tendencia evolutiva que hace que linajes de animales crezcan más (denominada regla de Cope) ocurre porque los animales compiten dentro de su propia especie por comida, y un mayor tamaño también ayuda a defenderse mejor de los predadores.

Los humanos no tenemos que defendernos de depredadores, y podemos competir entre nosotros usando dinero, no tamaño.

Por lo tanto no hay mucho incentivo para evolucionar o fabricar humanos más grandes.

¿Mueren los agujeros negros?

Sí, pero muy lentamente. Mueren porque no son completamente negros, brillan débilmente, aunque no visiblemente.

Este brillo se conoce como radiación Hawking, en honor a Stephen Hawking, el primero que postuló su existencia.

De acuerdo con la física cuántica, el espacio "vacío" bulle en realidad con partículas virtuales que destellan intermitentemente dentro y fuera de la existencia, a menudo como pares de partículas y anti-partículas.

Pero cerca del horizonte de eventos de un agujero negro es posible que una partícula desaparezca dentro y se pierda para siempre, mientras que otras pueden escapar en la forma de radiaciones Hawking.

Este proceso reduce gradualmente la masa y la energía de los agujeros negros, así que aquellos que no están succionando permanentemente materia nueva se encogen lentamente hasta desaparecer.

Sin embargo, para la mayoría de agujeros negros, esta muerte lenta puede tardar muchos miles de millones de veces la edad del Universo.