• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Cómo varía el significado de la palabra "embarazada" de un idioma a otro

"Youxi" es una manera de decir embarazada en chino y significa "tener felicidad" | BBC Mundo

"Youxi" es una manera de decir embarazada en chino y significa "tener felicidad" | BBC Mundo

El momento en el cual una mujer se entera que está embarazada puede significar alegría o tristeza, dependiendo del contexto en el que se produce ese acontecimiento muy personal. Sin embargo, la palabra en sí tiene un origen y significado muy claro partiendo de cómo se escribe en un idioma u otro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Patrick Cox, del programa clic The World del Servicio Mundial de la BBC, exploró el tema con lingüistas de varios países.

No en todas partes del mundo la palabra "embarazada" implica la idea de la "dulce espera" que transcurre desde el momento de la fecundación hasta el parto, nueves meses después.

Lo que para algunas culturas puede estar -aparentemente- relacionado con la idea de felicidad, en otras lo está con enfermedad y en otras con carga.

¿Acaso la palabra que un grupo lingüístico utiliza para designar el embarazo aporta información de qué significa eso -el estar embarazada- para esa cultura? ¿O acaso el lenguaje funciona de otra manera?

Veamos el caso del idioma ruso.

En Rusia, la palabra más comúnmente usada para desginar "embarazada" es "beremenaya".

Pero "bermenaya" significa "embarazada" en un sentido figurado y el significado literal de esta palabra es muy distinto, explica a la BBC la profesora de eslavo y de literatura comparada de la Universidad de Harvard, Svetlana Boym".

"Bermenaya tiene un tipo de significado casi religioso de carga o de castigo, como quien lleva una carga encima", explica Boym.

"Esto no ocurre solo con el ruso", añade. "Las palabras para designar la idea de embarazada en otras lenguas eslavas comparten la misma raíz etimológica de 'carga'".

"Entre la vida y la muerte"

Si para los eslavos el embarazo acarrea la idea de carga, ¿cómo lo perciben los hablantes del chichewa, el idioma de los habitantes de la república africana de Malaui?

Las dos palabras chichewas que designan "embarazo" -"pakati" y "matenda"- llevan implícita la idea de enfermedad, dice la periodista malauí Yvonnie Sundu.

De hecho, el significado literal de "paraki" es "entre la vida y la muerte".

Sundu señala una tercera palabra para "embarazo" en chichewa: "wodwala".

"No es muy diferente de las otras. Wodwala se refiere a alguien que está enfermo.

"Tres palabras -las únicas tres en chichewa para describir el embarazo- y todas están ligadas con la condición de enfermedad", explica Sundu.

Felicidad china

Caso contrario ocurre en China.

La palabra "youxi" es una manera de decir embarazada en mandarín y significa "tener felicidad", explica Wenjing Li, una profesora del idioma en Boston.

"Esta palabra está compuesta por dos caracteres chinos: 'you' (que significa 'tener') y 'xi' (que significa 'felicidad'). Juntos, ambos caracteres, significan 'embarazo'".

Ahora bien, estas tres lenguas no son valores atípicos. Al traducir embarazada a otros idiomas se obtienen palabras que conllevan todo tipo de significados.

Véase el español. La palabra "embarazada" suele confundirse con la palabra inglesa "embarrased", que significa "avergonzada".

Lo curioso es que, a pesar de tener significados distintos, ambas palabras provienen de la misma raíz.

Y en la lengua de la tribu amazónica pirahã, "koohiaaga" es la palabra correspondiente a embarazada y significa "estómago".

Esto implica que cuando un pirahã dice de una mujer que "su estómago es grande", eso significa una cosa: gravidez.

¿Es la palabra un dato cultural?

Puede pensarse que estos distintos significados traen consigo una importante información de las visiones y costumbres de las distintas culturas.

Para muchos, tiene sentido pensar que para los chinos, con sus valores confucionistas, el embarazo sea visto como una circunstancia feliz. O que para las mujeres rusas, con toda una larga historia de sufrimientos -en los tiempos soviéticos daban a luz sin recibir calmantes, dice Boym- el embarazo fuera visto como una carga.

O que un país pobre como Malaui, donde las mujeres no tienen cuidados prenatales adecuados y muchas mueren, el embarazo sea percibido como una enfermedad.

O que en español, con su fuerte influjo católico, el embarazo pueda estar vinculado con la idea de "vergüenza".

Pero el lingüista John McWhorter, de la Universidad de Columbia, se muestra reacio a caer en dicha creencia popular.

"Es realmente tentador pensar que las diferentes palabras que usamos a menudo tienen algo que ver con la cultura que le corresponde a esa lengua", dice McWhorter.

Peligro lingüístico

El lingüista se apoya en "pregnant", la palabra en inglés para designar "embarazada". Revise el diccionario y verás que la palabra inglesa proviene de una palabra en latín que significa algo como 'antes de nacer'", dice McWhorter.

Pero, con el tiempo, "pregnant" ha adquirido otros significados, explica el lingüista. También puede referir, por ejemplo, a algo que está cargado de significado o emoción.

"Ahora, no está claro de dónde provienen esos significados. Una teoría es que una palabra francesa que suena parecida a 'pregnant' se confundió con la palabra inglesa y de esta manera 'pregnant' expandió su significado. Es una forma muy común de que una palabra evolucione, no como algo planeado sino más bien azarosamente".

De modo que -explica- las palabras, bien sea "embarazada" o cualquier otra, tienen infinidad de matices, más allá del significado de su raíz original.

"Hablar es usar palabras y expresiones con formas idiomáticas que se alejan de sus significados literales, muchas de los cuales no conocemos. Por ello, la lectura de significados en las palabras y expresiones que articulamos es a menudo un asunto muy peligroso".

Es "peligroso porque podemos hacernos conclusiones totalmente falsas acerca de un grupo de personas. ¿Son los chinos, por ejemplo, realmente más felices que otros con respecto al embarazo?".

"No en las décadas recientes. La política del hijo único de China ha generado millones de embarazadas infelices".

La profesora Wenjing Li de alguna manera confirma lo dicho por McWhorter.

"Cuando decimos 'youxi' siempre pensamos en 'quedar embarazada'. Nosotros no pensamos en lo que significan 'you' (tener) y 'xi' (felicidad)".

Y la profesora Svetlana Boym dice que hasta hace muy poco los rusos veían el embarazo como una carga. Pero las prácticas médicas han evolucionado y a las parturientas rusas ahora sí les suministran calmantes. De hecho, el gobierno ruso ha mejorado las condiciones de las maternidades y les están ofreciendo bonificaciones en efectivo a las parejas si tienen más de un niño.

¿Implica eso que el embarazo sigue siendo visto en Rusia como una "carga"? ¿O la palabra y su raíz originaria se están distanciando?

La pregunta lleva a si existe o no conexión entre la forma como habla y cómo piensa una persona.

"Tú dices embarazada y puedes pensar en carga o enfermedad", concluye McWhorter. "O quizás no estés pensando en ningunas de esas cosas en lo absoluto".

Contenido relacionado