• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

La vacuna de la gripe se hace con gallinas

En la producción de vacunas de gripe se utilizan medio millón de huevos al día

En la producción de vacunas de gripe se utilizan medio millón de huevos al día

En el Reino Unido, el único fabricante de la vacuna de gripe es la farmacéutica Novartis, basada en Liverpool, Inglaterra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el Reino Unido, el único fabricante de la vacuna de gripe es la farmacéutica Novartis, basada en Liverpool, Inglaterra, que produce 30 millones de vacunas al año para el mercado global.

Y en este proceso las gallinas juegan un papel esencial.

Los huevos de estos animales comenzaron a usarse en los años 1940 para cultivar el virus de influenza porque el producto ofrecía las condiciones y nutrientes ideales.

Cinco compañías farmacéuticas producen ahora vacunas de gripe en todo el mundo. Y hoy, 70 años más tade, todas éstas siguen utilizando huevos para el proceso.

El Servicio Nacional de Salud (NHS) del Reino Unido compra casi 16 millones de dosis cada año.

Mark Harrop es el encargado de control de calidad en la planta de producción de Novartis.

"Doce veces al día recibimos una entrega de 12 carros llenos de huevos" explica a la BBC.

"Cada carro tiene 5.500 huevos, así que en un día son medio millón de huevos. Los mantenemos en un cuarto que tiene una temperatura constante de 20º centígrados".

"Cuando los huevos salen de ese depósito cálido se les inocula con una pequeña cantidad de virus de gripe".

Predicción

Harrop agrega que "cada aguja se introduce en un huevo e inyecta 2 milímetros de virus. Después se les coloca en incubadoras durante 72 horas".

"Cerca de 40 carros se mantienen en las incubadoras donde se controla la temperatura y humedad a 35º centrígrados. Y dentro de los huevos se desarrolla el virus".

"Cuando los huevos salen de incubación se les lleva al área de cosecha donde usamos un cortador de huevos enorme para extraer la parte superior del cascarón".

"La navaja corta esa parte y una sonda extrae el fluido alantoideo, el líquido cerca del cascarón, que contiene una versión del virus de influenza. Comenzamos este proceso a las 6 de la mañana y continuamos durante ocho horas cada día".

Los huevos provienen de granjas especiales basadas en el Reino Unido donde se han establecido controles muy estrictos de bioseguridad y vigilancia para prevenir enfermedades que pudieran dañar la calidad de los huevos.

El ciclo de fabricación de vacunas se lleva a cabo todo el año. Cuando los laboratorios completan sus órdenes para el hemisferio norte, la atención se centra en el hemisferio sur.

Actualmente la producción de los laboratorios de Novartis en Inglaterra está enfocado en una cepa conocida como la California/8.

La vacuna está hecha con hasta tres tipos distintos de virus de influenza y cada año se produce una inmunización diferente basada en las cepas que los científicos predicen estarán en circulación.

Beverly Taylor, jefa de tecnología de la compañía farmacúetica, explica que "fabricamos una cepa a la vez para no mezclarlas durante el proceso. Producimos todas las cepas individualmente y después las mezclamos para crear la vacuna final".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene una red global de 147 laboratorios en 110 países que vigilan los brotes de gripe.

Los datos recogidos informan qué cepas deben utilizarse en la vacuna que será utilizada el siguiente invierno.

"La vigilancia funciona todo el año" señala la doctora Wenqing Zhang del departamento para influenza de la OMS.

"Siempre necesitamos vigilar el virus para ver cómo evoluciona y generar datos para las recomendaciones que se hacen en febrero, sólo unos dos meses después".

La vacuna que los médicos están suministrando este año protege contra la cepa H1N1 -la que causó la pandemia de gripe porcina en 2009-, la H3N2 que puede infectar a aves y humanos, y un tercer elemento conocido como cepa B que estaba activa en 2010.

Predecir las cepas del próximo invierno puede ser un desafío, como señala el director de inmunología del Departamento de Salud del Reino Unido, el profesor David Salisbury.

"La mayoría de las veces hacemos una predicción razonable que se acerca bastante. Pero no siempre ocurre. A veces los virus mutan y la vacuna no es perfecta" explica el experto.

"En un período de 10 años ha habido veces en las que la vacuna no ha sido eficaz. Cuando eso ocurre tenemos casos que hubieran podido ser prevenidos".

"En cierto sentido se trata de una apuesta, porque está basada en predicción".